13 de noviembre de 2019, 8:51:29
Opinion


Huelga de basuras y Canal Nou: formas de protestar



La huelga de recogida de basuras que padece estos días Madrid se ha visto agravada por la actuación de los piquetes “informativos”. Dicha “información” consiste, como suele ser habitual, en coaccionar a aquellos que quieren ejercer su derecho al trabajo sin secundar la huelga y en ensuciar impunemente toda la ciudad para que los efectos de su acción sean más perceptibles. Por su parte, los trabajadores de Canal Nou en Valencia han reaccionado al cierra anunciado por el gobierno autonómico convirtiendo la programación diaria en un altavoz para sus consignas.

Son casos diferentes, pero con un mismo denominador común: los excesos sindicales. En cuanto a Canal Nou, hay sobradas razones para hacer un reproche político a la administración autonómica del PP durante los últimos años, cuya nefasta gestión ha desembocado en la actual situación, inviable económicamente hablando. Sin embargo, ello en modo alguno justifica que los trabajadores del ente público valenciano conviertan la parrilla en un espacio de protesta. Por lo que respecta a la huelga de basuras de Madrid, basta con echar un vistazo a las calles de la capital para comprobar cuál es el talante sindical. Estamos ante un comportamiento en ambos casos que rebasa con creces el derecho a la huelga, y que da una imagen deplorable cara al exterior.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es