16 de diciembre de 2019, 12:06:32
Opinion


La resaca de la Conferencia Política del PSOE





Si algo ha quedado patente tras la Conferencia Política del PSOE clausurada ayer es la alarmante falta de ideas de un partido desnortado. La reducción del número de avales necesarios para ser candidato se intenta presentar como un punto destacable, cuando lo realmente determinante para muchos era saber la fecha exacta de las primarias. No se han tocado asuntos tan cruciales como el modelo territorial o el eventual proyecto de reforma constitucional -“federalismo incluido”-, y sí en cambio otros de cara a la galería más radical, como la denuncia del concordato con la Santa Sede, la eliminación de la casilla del IRPF para la Iglesia -“debe financiarse únicamente con las aportaciones de los fieles”- y la ilegalización de partidos ultras.

Es precisamente la casilla del IRPF el instrumento para que la aportación del Estado a la Iglesia se haga en función de la elección de cada uno: es algo opcional, que no obligatorio. Salvo por clichés eminentemente demagógicos, cuesta entender esta demanda, sobre todo si se piensa que, con la misma vara de medir, podría exigirse que partidos y sindicatos se financiaran también únicamente con las aportaciones de sus militantes. Y en lo referente a partidos ultras, conviene recordar que el PSOE a nivel nacional y el PSC en Cataluña suscribieron un acuerdo de legislatura con Esquerra, cuyos postulados no son precisamente razonables. Y en la actualidad, los socialistas de Euskadi o Navarra están bastante más cerca del brazo político de ETA -llámese Bildu, Sortu o Amaiur- que de cualquier otra fuerza constitucionalista. Fueron además los socialistas quienes más hicieron para que la izquierda abertzale volviera a tener presencia en las instituciones. ¿Qué es, entonces, lo que el PSOE quiere eliminar? En todo caso, si el señor Pérez Rubalcaba es “la mejor cabeza pensante del partido -Felipe González dixit-, debería preocuparse de ofrecer a su electorado algo más que demagogia y silencio en cuestiones vitales.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es