8 de diciembre de 2021, 23:03:47
Religión

revisión de la ley de libertad religiosa


Trillo, Pastor y Fraga rechazan el anuncio laicista del Gobierno



El portavoz del PP en la Comisión Constitucional del Congreso, Federico Trillo, ha expresado el rechazo de su grupo a la propuesta del Gobierno de revisar la ley de Libertad Religiosa, porque no quiere que posibles cambios en la norma sean "un pretexto" contra creencias como la católica.

Acerca de la propuesta expresada por la vicepresidenta para revisar la ley de Libertad Religiosa, que data de 1980, el ex ministro de Defensa ha asegurado: "Válgame Dios si tienen ustedes que amparar mi libertad religiosa. Me he sentido más tranquilo con la ley actual que con algunas actitudes de su Gobierno en campaña".

Tras manifestar sus creencias católicas, ha pedido al Ejecutivo que a este respecto deje "las cosas como están" y que, en cualquier caso, las posibilidades de retocar la citada Ley no resulten "un pretexto para hacer una ley contra determinadas creencias". "La mía, tan digna como la de los demás, es la de la mayoría de los españoles", ha apostillado.

Ana Pastor también se ha mostrado crítica con las palabras de De la Vega. La responsable de Política Social del Partido Popular y vicepresidenta segunda del Congreso, la reforma es una "reproducción del programa electoral" socialista y la vicepresidenta "no dio ninguna novedad a los españoles sobre los problemas más relevantes que tenemos". Pastor ha instado a De la Vega a hablar sobre la reforma económica, que "en estos momentos es la prioridad".

En opinión de la 'popular', la Vicepresidenta "no habló de cómo garantizar la estabilidad del Estado de las autonomías, ni del núcleo básico de competencias indelegables por el Estado, que tendrían que estar perfectamente claras, o de la capacidad de las Cortes para llevar a cabo reformas, que tendrían que tener un tratamiento común en el conjunto del Estado", argumentó en declaraciones a Onda Cero.

"En definitiva, nada nuevo bajo el sol", resumió, para reprobar que el Gobierno no haya abordado los "problemas bastante gordos" que han surgido. En concreto, citó el caso del aceite de girasol, que, a su juicio, "fue gestionado bastante mal", o el secuestro del atunero 'Playa de Bakio', "problema" que consideró "mal explicado, sin transparencia y en el que seguimos sin saber que ha pasado". "Las cosas no van bien", añadió.

El último en sumarse a estas críticas ha sido el presidente fundador del PP, Manuel Fraga, quien ha calificado como "sarta de disparates" la propuesta del Gobierno y subrayó que "en este momento no viene nada mal" la estructura actual de separación Iglesia y Estado, pero en la que "se tiene en cuenta a la mayoría católica". Además, criticó que, en un contexto de "fuerte crisis económica", lo que se le "ocurra" al Ejecutivo "para arreglar las cosas" sea "hacer más laico el Estado".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es