21 de septiembre de 2021, 12:44:40
Mundo

MArgallo asegura que las comunicaciones están interrumpidas


España no logra contactar con los catorce españoles que viven en Filipinas


El Gobierno español ha anunciado que intenta contactar con los catorce españoles que viven en Filipinas, aunque el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que no hay que "alarmarse demasiado" porque las comunicaciones están interrumpidas.


El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que su departamento está tratando de contactar con catorce españoles en Filipinas, tras el paso del tifón Haiyan, aunque señaló que no hay que "alarmarse demasiado" porque las comunicaciones están interrumpidas.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados, García-Margallo explicó que, de esas catorce personas pendientes de ser localizadas, diez son turistas y cuatro residentes.

Destacó que el ministerio, a través de la embajada en Manila, está trabajando desde el primer momento en localizar a estas personas y que en Madrid ya se ha puesto en marcha la sala de crisis de emergencias consulares.

El jefe de la diplomacia española subrayó la "disponibilidad absoluta" de España para ayudar a Filipinas y recordó que este país era el único de la UE que tenía un equipo de emergencia sobre el terreno.

García-Margallo recordó que España enviará dos aviones con ayuda para los damnificados por el tifón, que ha causado ya más de 10.000 muertos, como respuesta humanitaria que el Ministerio de Exteriores cuantificó en total en más de un millón de euros.

De los 200.000 euros que anunció el Ministerio de Exteriores que sería donado a Filipinas, 150.000 se destinarán al fondo de emergencia de Cruz Roja Internacional. Los 50.00 euros restantes servirán como apoyo financiero a la Oficina de Cooperación Española y la Embajada de Filipinas en España.

Además de esa aportación económica, la Agencia Española de Cooperación Internacional enviará en las próximas horas dos aviones con 15 y 40 toneladas de ayuda humanitaria de urgencia respectivamente, por un valor conjunto de 631.000 euros, incluido el coste del flete.

El cargamento de los aparatos, en el que ha colaborado Cruz Roja y organizaciones no gubernamentales, permitirá suministrar diariamente agua potable a más de 70.000 personas y llevará material de cobertura, como tiendas y mantas, así como raciones de emergencia para atender las necesidades básicas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es