24 de enero de 2020, 16:08:18
Religión

Transparencia Internacional España presenta su índice de 2013


Las diputaciones se ponen las pilas en Transparencia


Las diputaciones han empleado estos últimos tiempos en adaptarse a los estándares de transparencia. De insuficiente a notable bajo, según el índice que ha presentado este miércoles Transparencia Internacional. León y Valladolid han sacado un 10. En el furgón de cola, Teruel y Guadalajara.




En 2012, algunas diputaciones se llevaron una desagradable sorpresa. Transparencia Internacional España (TI) las sometió a examen y suspendieron. 27 de 45, concretamente. La valoración media en aquella ocasión fue de 48,6 sobre 100. Sólo un año después, los resultados han cambiado significativamente: sólo nueve no alcanzan el aprobado y la nota asciende a 69,6. Jesús Lizcano, presidente de TI, ha valorado el peso que este análisis tuvo entonces para recoger ahora una mejora tan reseñable. La transparencia, opina "es el mejor antídoto contra la corrupción".

Lizcano ha presentado en la Fundación Ortega-Marañón y junto a Jesús Sanchez Lambás y Manuel Villoria, también miembros del consejo de dirección, el Índice de Transparencia de las Diputaciones de 2013. A través de 80 indicadores se han evaluado aspectos como la relación con los ciudadanos o la forma de contratación de servicios. La "asignatura pendiente", han reconocido los ponentes, es la transparencia económico-financiera de estas instituciones. A destacar que 29 de ellas ya han creado un portal específico dentro de sus páginas web.

Uno de los puntos más interesantes era conocer las calificaciones. León y Valladolid se sitúan en cabeza, con 100 puntos sobre 100. Muy cerca de estas diputaciones, Orense (98,8), Tarragona (97,5) y Vizcaya (97,5). Las nueve que no superan el 5 (en este caso, 50) son Almería (45,0), Sevilla (42,5), Lleida (40,0), Toledo (37,5), Zaragoza (36,3), Cuenca (35,0), Tenerife (32,5) y, muy destacadas en los dos últimos puestos, Teruel (25,0) y Guadalajara (18,8). "No tener 50 puntos sobre 100 es ocultar muchísima información", ha afirmado Villoria. "Muchas van a tener que realizar una auténtica revolución para ponerse al día", ha añadido.

Sánchez Lambás ha aprovechado su turno de palabra para subrayar el papel de las diputaciones, que con anterioridad Lizcano había calificado como "las grandes desconocidas". Ha señalado que son "elementos básicos de cohesión territorial en el ámbito rural". Asimismo, ha llamado a la sociedad civil a cumplir su parte de responsabilidad en lo que a transparencia se refiere mediante la vigilancia. "No hay que limitarse al voto, hay una obligación de ser proactivos", ha concluido.

Los parlamentos son la siguiente parada de TI. En los primeros meses de 2014 se conocerá el primer informe sobre estos. Para entonces ya debería haber echado a rodar la Ley de Transparencia, que no termina de gustar a los intervinientes (participantes como expertos en la revisión de la norma en el Congreso de los Diputados) pero que, en todo caso, creen "fundamental" para el país. Tan fundamental que los dos grandes partidos, ha abrochado Lizcano, debieran tomarla como "una cuestión de Estado".









El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es