27 de noviembre de 2021, 12:58:47
Los Lunes de El Imparcial

RESEÑA


Sofi Oksanen: Cuando las palomas cayeron del cielo


Sofi Oksanen: Cuando las palomas cayeron del cielo. Traducción de Luisa Gutiérrez Ruiz. Salamandra. Barcelona, 2013. 368 páginas. 19 €


Sin duda alguna las luchas bélicas en el viejo continente, han sido por desgracia muy numerosas. Los conflictos y batallas por territorios estratégicos o por ampliar la extensión y poder de una nación han llevado a la población europea en varias ocasiones a sufrir la barbarie de la guerra. En el caso de los países bálticos todos tenemos en nuestra retina esas fotografías o cuadros que representan combates en los territorios helados de las latitudes más septentrionales de Europa. Estonia, el país protagonista de esta novela, ha sido durante siglos un lugar codiciado por todos y peleado por las grandes potencias que lo rodean.

Estos enfrentamientos por un pequeño territorio, aparte de llevar aparejado el sufrimiento que ocasiona la pérdida de vidas humanas, tienen un componente casi despreciativo respecto a los habitantes del suelo origen del conflicto. Nadie les pregunta, nadie les hace protagonistas de su propio futuro, únicamente los intereses de cada una de las naciones que pelean por dominarlo son las que miran por sí mismas.

En el caso concreto de Cuando las palomas cayeron del cielo tenemos una trama protagonizada por Edgar, su mujer Juudit y el hermano de Edgar, Roland. Gracias a ellos conoceremos, en primera persona, los sufrimientos y desvelos que ocasiona el conflicto entre alemanes y soviéticos por el control de Estonia, podremos ver las dudas que surgen sobre las verdaderas intenciones de los nazis vencedores de esta lucha e incluso veremos cómo Roland busca plasmar la verdad de los acontecimientos, dejando un diario que impida la tergiversación de la historia, algo que tan comúnmente ocurre en este tipo de situaciones. Unos excelentes mimbres que conforman una narración fascinante, que, unida al suspense que queda pendiente de resolución hasta la finalización de la lectura, da lugar a una magnífica obra de la literatura nórdica.

Todos los que tuvimos el placer de leer el anterior éxito de Sofi Oksanen, Purga, hemos recibido precisamente como caída del cielo esta nueva novela, deseosos de encontrar nuevamente su excelente narrativa tan característica, ese análisis en profundidad de los personajes, casi como si se tratase de un psicoanálisis de cada uno de ellos, o las magníficas tramas que teje con arácnida destreza. Como en muchas ocasiones ocurre las apariencias engañan, y bajo ese aspecto de cantante pop que luce la autora, se esconde su habilidad de contar historias profundas, sinceras, con sustancia y atrayentes.

Es de agradecer que la literatura nórdica, gracias a autores como Sofi Oksanen, se acerque a lectores de latitudes mucho más cálidas, rompiendo la tradicional barrera que siempre ha existido a la hora de afrontar la lectura de diferentes autores de esas tierras, por parte de lectores acostumbrados a una prosa más "mediterránea". Muchas veces los éxitos literarios van ligados a una cierta sospecha de inmerecida fama o excelente márketing, pero en el caso de Cuando las palomas cayeron del cielo sin duda nos encontramos ante una gran obra de una excelente autora, con unos antecedentes que sirven de firme base para justificar plenamente su éxito y reivindicar su calidad narrativa.

Por Jorge Pato García
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es