15 de junio de 2021, 6:42:35
Nacional

Rebrote de la kale borroka: cinco ataques en Vizcaya en apenas tres días


El Gobierno acusa a la Ertzaintza de pasividad ante la apología del terrorismo en los homenajes a etarras


El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha criticado la falta de actuación de la Ertzaintza en los homenajes a presos etarras liberados y ha señalado que estos sucesos no se habrían producido de haber estado presente la Guardia Civil o la Policía Nacional. Todo esto sucede en el momento en el que rebrota la kale borroka con casi media docena de ataques contra sedes del Partido Popular en el País Vasco.


El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado hoy que los homenajes a etarras excarcelados en el País Vasco no se hubieran producido si la Policía Nacional o la Guardia Civil hubieran estado allí.

Fernández Díaz ha respondido así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros sobre los actos de recibimiento que han recibido algunos etarras tras su salida de prisión por la derogación de la aplicación retroactiva de la doctrina Parot.

Preguntado sobre si la Ertzaintza está actuando adecuadamente en estos casos, el titular de Interior ha recordado que es la Policía autonómica quien tiene la responsabilidad en Euskadi y ha sentenciado: "Les asegurado si fuera la Guardia Civil o la Policía eso no se hubiera producido. Y lo dejo ahí".

Por su parte, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha mostrado su "preocupación" por el ataque con cócteles molotov contra la sede del PP en Barakaldo (Bizkaia) y ha reclamado a la Ertzaintza que actúe con "celeridad y firmeza" para atajar el "rebrote" de la violencia callejera en Euskadi.

En declaraciones a Efe, Urquijo ha expresado su "condena más absoluta" contra este sabotaje perpetrado esta madrugada y que, junto a otros ataques "de menor intensidad" ocurridos en los últimos días en Bizkaia, suponen una vuelta a tiempos pasados que parecía que estaban ya "superados".

"Se ve que hay cierta resistencia en el mundo de apoyo a ETA a aceptar las reglas del juego democrático y pretenden seguir condicionando a los partidos políticos", ha censurado Urquijo.

El delegado del Gobierno ha pedido a la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que "implique de una manera más eficaz" a la Ertzaintza tanto en el control de estos actos de terrorismo callejero como en los homenajes a expresos de la banda terrorista que, según ha dicho, se están produciendo tras la derogación de la 'doctrina Parot' y la salida de la cárcel de algunos de ellos.

Urquijo ha recordado en este sentido que en un mes ha denunciado ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional seis de estos actos de homenaje, en ninguno de los cuales estuvo presente la Ertzaintza lo que "dificulta que prospere la acción de la Justicia" al no existir atestado.

Condena unánime a la kale borroka
Todos los partidos vascos han reclamado hoy a los dirigentes de la izquierda abertzale que rechacen con contundencia los ataques de violencia callejera contra las sedes del PP, el último perpetrado esta madrugada contra el local de los populares en la localidad vizcaína de Barakaldo.

En esta ocasión, desconocidos han arrojado dos cócteles molotov hacia las cuatro de la madrugada que han ennegrecido la fachada y dañado una de las ventanas de la sede, aunque no se han registrado heridos.

El hecho de que éste sea el cuarto ataque contra sedes del PP en las últimas semanas y que, además, esta vez los violentos hayan utilizado cócteles molotov ha alarmado a la clase política vasca, que ve en este nuevo ataque una "escalada" de la violencia callejera y una "vuelta al pasado".

Ante este sabotaje, el portavoz de Sortu, Joseba Permach, ha expresado hoy "de forma clara y nítida" su "más absoluto rechazo" a este ataque y ha pedido a quienes deseen luchar en favor de los derechos de los presos de ETA que lo hagan con "métodos pacíficos y democráticos".

Mucho menos contundente ha sido la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Laura Mintegi, quien ha eludido rechazar expresamente las ultimas acciones de "kale borroka" y ha defendido que "todas las violencias, la política y la económica, deben ser apartadas".

No obstante, el grupo parlamentario de la izquierda abertzale ha difundido cuatro horas más tarde un comunicado en el que prácticamente se reproducen las palabras de Permach y se expresa el "más absoluto rechazo" de la coalición independentista a estos ataques, que "no benefician" a quienes deseen la paz.

Los cuatro ediles que Bildu tiene en el Ayuntamiento de Barakaldo sí han rechazado el sabotaje de su localidad, pero no se han querido sumar al acuerdo de condena firmado por el resto de formaciones al no compartir su "terminología", debido a que en el texto se condena este "acto terrorista" y se pide colaboración a los vecinos para descubrir a sus autores.

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ve en los sabotajes contra sus sedes de San Sebastián, Amurrio, Getxo y Barakaldo una "escalada" de la violencia callejera, aunque no los considera un ataque a su partido, sino al conjunto de la sociedad vasca y a sus ansias "de pasar página por fin del episodio negro" vivido en Euskadi debido al terrorismo.

Desde el Gobierno Vasco, su portavoz, Josu Erkoreka, ha calificado de "enormemente preocupante" el rebrote de kale borroka, ha defendido la necesidad de "actuar" contra sus autores y ha exigido a la izquierda abertzale que condene "con claridad" estos actos, porque "comprometen" su futuro y su "credibilidad".

Otra representante del PNV, la portavoz en las Juntas Generales de Bizkaia, Lorea Bilbao, ha condenado "enérgicamente" los ataques de violencia callejera contra el PP, con los que no se consigue "sacar este pueblo adelante".

También la portavoz del PSE, Idoia Mendia, opina que los ataques a sedes del PP, a los que se suma la quema de contenedores de esta semana en Bilbao, ponen de manifiesto que los dirigentes de la izquierda abertzale no se esfuerzan lo suficiente ante sus bases para que "cale" el mensaje de que sólo se puede hacer política "usando la palabra" para evitar que "los nostálgicos del coctel molotov se le desmanden".

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, cree asimismo que Euskadi vive una "escalada" en la "kale borroka" y por ello ha reclamado a la Ertzaintza que actúe con contundencia contra quienes protagonizan estos actos violentos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es