18 de noviembre de 2019, 15:10:05
Economía

España recibirá "entre 1.800 y 2.000 millones de euros"


Bañez pide en Europa que se "agilice" la entrega de fondos para el empleo juvenil


La ministra de Empleo y Seguridad, Fátima Bañez, ha pedido en Bruselas que se "agilice y flexibilice" la entrega de los entre 1.800 y 2.000 millones de euros de fondos europeos destinados al empleo juvenil.


España reclamó este lunes a la Unión Europea (UE) que se "agilice y flexibilice" la entrega de los entre 1.800 y 2.000 millones de euros de fondos europeos que este país recibirá en 2014 y 2015 para financiar la aplicación de garantía de empleo juvenil, a fin de acelerar la puesta en marcha de medidas concretas.

La titular española de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, hizo esta petición en el Consejo de Ministros europeos del ramo celebrado hoy en Bruselas, en el que los veintiocho socios comunitarios discutieron la aplicación de la garantía de empleo juvenil.

"Hemos pedido que los fondos vengan cuanto antes y que su instrumentación sea lo más ágil, urgente y fácil posible", dijo en declaraciones a los medios la ministra, quien recordó que España recibirá "entre 1.800 y 2.000 millones de euros" de la UE para la aplicación de la garantía juvenil en 2014 y 2015.

"Para nosotros es fundamental que los recursos lleguen cuanto antes", señaló la ministra tras la reunión.

Tal y como está concebida hoy la financiación para la garantía juvenil, a los países sólo llegaría en 2014 el 1 % de los 6.000 millones de euros presupuestados por la UE, mientras que el resto "lo tendrían que anticipar los Estados miembros" y no se entregaría a los países hasta que se terminen de aplicar las medidas nacionales, explicó Báñez.

Este adelanto ha sido discutido en el Consejo "a petición de España" y recibió el "apoyo unánime" de los Estados miembros, según la ministra.

Asimismo, anunció que España presentará a la Comisión Europea su plan de empleo juvenil -la estrategia nacional para la aplicación de dicha garantía- el 23 de diciembre, es decir, dentro del plazo fijado por Bruselas hasta el día 31.

Durante las próximos días "se finalizarán las conversaciones con los interlocutores sociales y también con las Comunidades Autónomas para que sea un instrumento muy eficaz que ayude a la búsqueda de empleo y de oportunidades a los jóvenes españoles", añadió Báñez.

Otra opción defendida por España para facilitar la aplicación de medidas de empleo juvenil es que los fondos nacionales destinados a este fin "no computen para calcular el déficit excesivo", una opción que, según Báñez, también fue apoyada por otros países de la UE.

En este sentido, el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, admitió en una rueda de prensa tras el encuentro que "hay algunos que piensan que los aspectos financieros (de la iniciativa europea de empleo juvenil) no están zanjados" y señaló que el Ejecutivo comunitario "trabajará con los Estados miembros" para resolver esta cuestión.

Preguntado sobre la petición de España de que los fondos nacionales destinados a empleo juvenil no computen como déficit, Andor indicó que la lucha contra el paro "es una prioridad", aunque eludió pronunciarse sobre si apoyaría lo que plantea España, ya que los cálculos del déficit fiscal "no entran en sus competencias".

"Puedo decir que he tenido ocasión de discutir esto personalmente con la ministra y creo que hay que crear condiciones favorables para invertir en capital humano", dijo Andor, quien apostó por "tener este asunto en consideración en próximos debates".

El comisario europeo añadió que ya hay nueve Estados miembros que han notificado a Bruselas sus planes nacionales de empleo juvenil y urgió al resto a "hacer lo mismo lo antes posible".

La garantía europea de empleo juvenil establece que todos los europeos menores de 26 años deben tener acceso a un trabajo, formación o prácticas en un plazo máximo de 4 meses tras terminar sus estudios o quedar desempleado y ha sido dotada con un presupuesto de 6.000 millones de euros para el período 2014-2020.

Con esta medida se pretende paliar el grave problema del desempleo juvenil, que en octubre volvió a subir una décima en los países del euro hasta el 24,4 %, mientras que se mantuvo estable en el 23,7 % en el conjunto de la UE.

España, con el 57,4 %, fue el segundo Estado miembro en octubre con mayor tasa por detrás de Grecia (58 % en función de las cifras más recientes sobre ese país, de agosto), según los últimos datos disponibles de la oficina de estadística comunitaria Eurostat.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es