24 de mayo de 2019, 0:48:08
Nacional

La movilización "Rodea el Congreso" protestaba contra la ley de Seguridad Ciudadana


Siete detenidos y 23 heridos en otra manifestación ilegal de grupos antisistema frente al Congreso


La movilización "Rodea el Congreso" concluyó con siete manifestantes detenidos y 23 heridos de carácter leve, catorce de ellos policías nacionales, tras los incidentes ocurridos en las calles adyacentes a la Puerta del Sol y la plaza de Atocha después de la concentración. Grupos de manifestantes hicieron barricadas en la plaza Jacinto Benavente donde hubo lanzamiento de piedras, botellas y petardos contra coches policiales, que resultaron muy dañados en algunos casos.


La movilización "Rodea el Congreso" concluyó en torno a las once de la noche con siete manifestantes detenidos y 23 heridos de carácter leve, catorce de ellos policías nacionales.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han informado de que la Policía ha detenido a siete personas tras los incidentes ocurridos en las calles adyacentes a la Puerta del Sol y la plaza de Atocha después de la concentración, y se ha identificado a alrededor de cuarenta personas. No se descarta que haya más detenidos en las próximas horas.

Por su parte, Emergencias Madrid ha señalado a Efe que el número de heridos, todos ellos leves, ha ascendido a 23 personas, catorce de ellas policías.

Los heridos presentaban lesiones leves o muy leves como cortes, contusiones y torceduras, aunque al menos tres de los policías han sido llevados a centros hospitalarios, según las mismas fuentes.

Samur y Protección Civil han improvisado tiendas de campaña en las proximidades de Atocha, donde se ha atendido, al menos, a ocho personas, tres de ellos policías.

La concentración, convocada por la coordinadora 25-S contra el anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana, se inició en la plaza de Neptuno pero el fuerte dispositivo policial (más de mil agentes habían blindado el Congreso) hizo que los participantes optaran por desplazarse hacia la calle de Alcalá y la Puerta del Sol para llegar a la Cámara Baja por la parte posterior, sin conseguirlo.

En esa movilización se produjeron los incidentes, dado que grupos de manifestantes hicieron barricadas en la plaza Jacinto Benavente donde también hubo lanzamiento de piedras, botellas y petardos contra coches policiales, que resultaron muy dañados en algunos casos.

Según el Samur, las carreras de los manifestantes y las cargas policiales provocaron que hubiera heridos tanto entre agentes como manifestantes, si bien las lesiones, en todos los casos, no revistieron gravedad.

La Policía también ha informado que en los incidentes ha habido destrozo de material urbano y quema de contenedores.

La concentración, que había comenzado a las siete de la tarde bajo el lema: "No pasarán, no a la ley mordaza", se dirigió hora y media después a la Puerta del Sol donde los participantes se mezclaron con las personas que hacían compras navideñas y algunos comercios echaron el cierre, con clientes dentro, para prevenir incidentes.

Al grito de "No nos mires, únete", "la lucha, cueste lo que cueste" y "libertad de expresión y de manifestación", los participantes se dispersaron por las calles adyacentes a la Puerta del Sol.

Durante el acto, se ha coreado el lema "la voz del pueblo no es ilegal", en referencia a que la protesta no contaba con el permiso de la Delegación de Gobierno
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es