25 de enero de 2020, 7:10:04
Sociedad

juan josé lópez-ibor imparte una conferencia sobre [i]Esquizofrenia y romanticismo[/i]


Las fundaciones Ortega-Marañón y López-Ibor firman un convenio de colaboración


La Fundación Ortega-Marañón y la Fundación Juan José López-Ibor han firmado un acuerdo de colaboración que ha sido suscrito este martes en un acto que ha contado con la participación de Juan José López-Ibor, presidente de la fundación del mismo nombre, quien ha impartido una conferencia titulada Esquizofrenia y Romanticismo.


Con la conferencia titulada Esquizofrenia y Romanticismo, impartida este martes en la Fundación Ortega-Marañón, por Juan José López-Ibor, presidente de la Fundación Juan José López-Ibor, ha quedado suscrito un nuevo acuerdo de colaboración entre ambas instituciones que, según sus responsables, contribuye a "enriquecer" sus objetivos y funciones.

El acuerdo está enmarcado en la iniciativa de la Fundación Ortega-Marañón de "ampliar la orientación" de este centro de estudio a otras disciplinas como es en este caso la neurociencia y la psiquiatría, en palabras de José Varela Ortega.



Durante su intervención, López-Ibor ha descrito la esquizofrenia como una "enfermedad mental grave que compromete el funcionamiento del ser humano" y cuyo porcentaje de recuperación es del 50 por ciento. Se trata, según este experto, de un trastorno "que nace con la civilización moderna a partir de 1800".

Según sus investigaciones, en la literatura clásica no hay evidencias de esquizofrenia como tampoco en los personajes descritos por Cervantes o Shakespeare, quienes sí podían presentar alteraciones psicopatológicas. "El único que presenta rasgos de esquizofrenia antes de 1800 es el escultor Masserschimdt", afirma López-Ibor, quien cita a Balzac, Büchner o Gogol como otros escritores que hicieron referencias a esta enfermedad.

"Con la modernidad llegó el individualismo y la secularización, y con esta nueva situación el ser humano se vio sumido en la duda", explica López-Ibor. El Romanticismo representó a su vez "un cambio social histórico radical" que puso en evidencia los sentimientos y la búsqueda de la identidad personal.











El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es