12 de noviembre de 2019, 12:04:45
Nacional

la casa blanca pretende analizar los pasos que tiene que seguir dando España


Rajoy se reunirá este lunes con Obama para mostrarle una España fiable que remonta tras una crisis muy dura


Mariano Rajoy parte este domingo hacia Washington en viaje oficial para reunirse, entre otros puntos de su agenda, con el presidente estadounidense Barack Obama durante aproximadamente una hora. También mantendrá un encuentro con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.


El mensaje de que se puede confiar en España y en su economía será uno de los elementos más destacados de la primera entrevista que Rajoy y Obama mantendrán este lunes en la Casa Blanca, donde por espacio de una hora abordarán otros asuntos, como la cooperación en materia de seguridad y defensa, las relaciones entre la UE y Estados Unidos y la situación en el norte de África o Latinoamérica.

No hay cuestiones de calado que empañen la buena relación existente entre las administraciones de los dos países, según fuentes españolas, aunque no descartan que, pese a no estar en la agenda pactada por los equipos de los dos presidentes, hablen de asuntos como el supuesto espionaje a España por parte de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA).

Un tema que motivó que el Gobierno español pidiese explicaciones al embajador de EEUU en España, James Costos, y en cuyo contexto Obama podría comentar a Rajoy que comunicará el próximo día 17 las decisiones que se adoptarán tras la revisión de los programas de vigilancia revelados por el exanalista de la NSA Edward Snowden.

Pero la economía será el hilo conductor de la entrevista como lo ha sido de la práctica totalidad de conversaciones que han mantenido tanto en persona como por teléfono en los últimos dos años debido a la crisis económica que España ha sufrido especialmente.

Frente al tono de preocupación por ello existente en sus primeros contactos, Rajoy expondrá a Obama un panorama que considera bien distinto y subrayará que España supo alejar el fantasma de un posible rescate, su prima de riesgo se encuentra en cifras muy alejadas de los máximos que llegó a marcar y hay numerosos datos que constatan la recuperación y que habrá creación de empleo.

El presidente estadounidense, cuando habló con Rajoy en la cumbre del G20 de San Petersburgo el pasado mes de septiembre, ya elogió la evolución de la economía española y las reformas que se han ido aplicando, y según ha avanzado la Casa Blanca, pretende analizar con el jefe del Gobierno español cuáles son los pasos que tienen que seguir dando España y la Unión Europea.

Serán unos argumentos que expondrá también en las reuniones que, con motivo de su visita a Washington, mantendrá con inversores de Estados Unidos en la Cámara de Comercio de este país y con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

A la fiabilidad económica, Rajoy sumará la que ofrece España en su condición de aliado en cuestiones como la de seguridad y defensa, en cuyo contexto hablará con Obama del próximo despliegue en la base de Rota, en Cádiz, de destructores estadounidenses en el marco del escudo antimisiles.

Además, explicará que España está y seguirá estando entre los países europeos que abanderan los esfuerzos por lograr un tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, un objetivo que, frente a algunas voces en la UE, la administración española asegura que no se verá entorpecido por el caso del espionaje de la NSA.



El interés común por ese tratado se extiende a muchos otros asuntos de carácter internacional que repasarán Rajoy y Obama en su entrevista en la Casa Blanca.

Apartado especial dedicarán a América Latina, y es previsible que intercambien impresiones sobre las perspectivas de la Alianza del Pacífico y la situación en países como Venezuela, Cuba, Colombia o Argentina.

En ese repaso a cuestiones internacionales, se da por seguro que hablarán del momento que vive Siria.

Rajoy irá acompañado de una delegación en la que no estará su esposa, Elvira Fernández, y de la que formarán parte, entre otros, los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Comercio y Comunicación, Gonzalo de Benito, Jaime García Legaz y Carmen Martínez Castro, respectivamente. También viajarán el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas, y el director de la Oficina Económica, Álvaro Nadal.

El jefe del Ejecutivo llegará a última hora de la tarde a la capital estadounidense y se alojará en un hotel de la ciudad debido a que la residencia oficial para los líderes extranjeros, el edificio Blair House, se encuentra en obras.

Su agenda oficial arranca con una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido del cementerio nacional de Arlington. Allí reposan los restos de unos 300.000 soldados estadounidenses muertos en diversas guerras, hay varios memoriales en recuerdo de víctimas como las de los atentados del 11S y se encuentra la tumba del que fuera presidente de Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy, asesinado en Dallas hace cincuenta años.

Será tras ese acto cuando Rajoy se desplazará a la Casa Blanca para entrevistarse con Obama, según han pactado los equipos de ambos presidentes.

El acto central de la jornada del martes será la presencia del jefe del Gobierno en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, donde se reunirá con grandes empresarios estadounidenses y pronunciará un discurso al que Moncloa otorga una gran trascendencia sobre la vuelta de España al crecimiento y la creación de empleo.

A esa intervención asistirá también el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los máximos responsables de las principales empresas españolas que forman parte del Consejo Empresarial de la Competitividad.

En la jornada del martes visitará igualmente la Organización de Estados Americanos, donde se reunirá con su secretario general, José Miguel Insulza, y el Capitolio para entrevistarse con representantes demócratas y republicanos del Comité de Relaciones Exteriores.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es