26 de septiembre de 2021, 3:26:04
Nacional

pide diálogo


El PP extremeño pide al Gobierno que frene la tramitación de la ley del aborto


El grupo parlamentario popular en la Asamblea de Extremadura ha registrado una propuesta de pronunciamiento en la que insta al Gobierno a "no avanzar" en la tramitación del anteproyecto de ley del aborto mientras no se abra un proceso de diálogo y alcanzado un consenso.


El PP extremeño ha votado en contra de sendas propuestas de pronunciamiento presentadas por PSOE e IU en el Parlamento regional en las que se pide expresamente la retirada del anteproyecto de ley del aborto impulsado por el Gobierno, el mismo día que ha presentado su propia propuesta que pide no avanzar en la reforma.

El voto contrario del grupo popular a estas dos propuestas del PSOE e IU se produce en el mismo día en el que los populares han registrado una propuesta de pronunciamiento -que se debatirá en el próximo pleno- instando al Gobierno central a "no avanzar" en la tramitación del anteproyecto de ley del aborto mientras no se abra un proceso de diálogo y alcanzado un consenso.

El PP ha intentado desde ayer consensuar una declaración institucional sobre el aborto con el resto de formaciones, algo a lo que el PSOE se ha negado al no estar de acuerdo con el contenido y porque ya habían presentado su propia propuesta. De hecho, en la propuesta socialista se pide expresamente la retirada de la ley.

Ante esta situación, el grupo parlamentario popular ha decidido registrar esta misma mañana y a escasas horas de que se debatieran las dos propuestas de pronunciamiento de PSOE e IU una iniciativa propia que tendrá que esperar a ser debatida en el próximo pleno de la Cámara.

Los dos partidos mayoritarios se han acusado mutuamente de intentar un falso consenso en el asunto del aborto, pues el PP ha rechazado las propuestas en contra de la reforma de la ley del aborto y el PSOE no ha apoyado la declaración institucional.

PP, los regionalistas del PREX-CREX e IU han coincido en destacar que el consenso de esta declaración hubiera sido positivo para transmitir una imagen de unidad más fuerte en contra de esta reforma.

La diputada del PP Francisca Rosa Romero ha sostenido que al PSOE "no le interesa el consenso ni un acercamiento de posiciones" y ha agradecido el esfuerzo de los otros dos grupos por intentar consensuar hasta última hora la declaración institucional fallida.

Por su parte, la diputada socialista Isabel Gil Rosiña ha reprochado al PP que esté invitando a "un espacio de falso consenso para facilitar la tramitación de la ley" y ha recordado al presidente extremeño, José Antonio Monago, que "los discursos han de transformarse en decisiones políticas" porque de lo contrario son "pura propaganda".

La votación de estas dos propuestas se ha hecho, en virtud del artículo 142 del Reglamento de la Cámara, por el sistema de votación secreta o por papeletas, para lo cual se ha colocado una urna en la que uno a uno los diputados han ido depositando su voto.

La propuesta socialista se ha sometido a votación en tres ocasiones pero ha decaído finalmente al resultar empate en todas ellas ante la ausencia del diputado socialista Antonio Rodríguez Osuna, al que previamente había expulsado del hemiciclo el presidente del Parlamento, Fernando Manzano, por advertir un gesto ofensivo.

Por su parte, el diputado de IU Víctor Casco ha recordado que más de un centenar de colectivos han firmado un manifiesto en contra de esta reforma y ha indicado que su grupo irá de la mano con cualquiera que pretenda eliminar esta ley, sea de derechas o izquierdas.

Casco ha manifestado que ninguna conciencia "ajena", ninguna moral política o religiosa, puede imponerle un embarazo no deseado a una mujer y ha añadido que con la reforma se incluyen antiguos supuestos despenalizados como las graves patologías fetales.

Por parte del PREX-CREX, la diputada regionalista Fernanda Ávila ha subrayado que lo único que ha logrado esta ley ha sido "dividir", incluso al PP, como lo demuestran las declaraciones del presidente extremeño, José Antonio Monago, al que ha recriminado no obstante que "solo alce la voz cuando le interesa".

Desde el PP, la diputada Francisca Rosa Romero ha trasladado su temor de que la nueva ley, al no contar con el debate suficiente previo y puesto que requiere de consenso, será una "ley efímera que a buen seguro volverá a ser reformada".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es