18 de septiembre de 2021, 21:21:20
Opinión


A CÁNDIDO MÉNDEZ NO LE QUEDA OTRO REMEDIO QUE DAR LA CARA

Luis María ANSON


Raro es el día en el que no saltan a los periódicos impresos, hablados, audiovisuales o digitales noticias sobre nuevas trapisonderías de UGT Andalucía. Sería de extrema injusticia generalizar, porque la inmensa mayoría de los ugetistas defienden ejemplarmente los intereses de los trabajadores. Pero la caravana de trampas, facturas falsas, latrocinios y prebendas se ha hecho interminable en el sindicato andaluz.

Y ahora la UE ha saltado a la yugular de UGT, abriendo una investigación sobre el uso fraudulento de los fondos europeos. Por lo pronto, Europa ha suspendido pagos al sindicato español. Una parte de los FEDER, Fondo Europeo de Desarrollo Regional, ha sido desviada presuntamente por los dirigentes ugetistas para otros fines, embolsándose un 15% de la cantidad total.

Ante la denuncia e investigación europeas, Cándido Méndez no puede permanecer en su lugar de descanso. Tendrá que dar la cara. Parece obligada una conferencia de Prensa en la que conteste a las preguntas de los profesionales del Periodismo. No se puede dar la callada por respuesta. El asunto es demasiado grave y compromete la imagen internacional de UGT. Los ugetistas honrados, que son la inmensa mayoría, tienen derecho a que su secretario general ofrezca una explicación convincente.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es