12 de diciembre de 2019, 0:22:57
Nacional

protestas en burgos


Continúan las protestas en Gamonal a pesar de que se hayan paralizado las obras


La calle Vitoria de la capital burgalesa está hoy tranquila. Las máquinas que tienen que acondicionar la vía para dejarla tal y como estaba antes del 9 de enero, por el momento, no han llegado mientras el campamento de los miembros de la asamblea vecinal se ha trasladado unos cincuenta metros, sin perder las obras de vista.


Tras distintas manifestaciones en contra de la realización de un bulevar y del aparcamiento subterráneo de una de las principales arterias de la ciudad, durante los últimos días se mezclaron las convocatorias de protesta pacíficas con algunos actos violentos por la noche que acabaron con varios contenedores quemados y sucursales bancarias apedreadas.

El resultado hasta el lunes por la noche tras los incidentes que comenzaron el pasado 10 de enero: 46 detenidos.

Han sido los diez días más convulsos que se recuerdan en la capital burgalesa en los últimos años, en cuanto a manifestaciones todos los días, tres convocatorias de urgencia del alcalde de Burgos en seis jornadas, un pleno ordinario dedicado únicamente a este asunto y una treintena de medios de comunicación siguiendo paso a paso lo que ocurría.

El anuncio del alcalde de Burgos, Javier Lacalle, de paralizar las obras definitivamente fue recibido como una victoria ciudadana con el apoyo de todos el pasado viernes. "España entera es gamonalera", se gritaba en la manifestación posterior a la rueda de prensa del regidor, quien ya ha ordenado que se efectúen las obras para devolver la calle al estado anterior al inicio de las obras.

De la calle Vitoria ha surgido un movimiento llamado en las redes sociales 'Gamonal resiste' o 'Efecto Gamonal'. Los ánimos y convocatorias de manifestaciones han llegado de distintos puntos de España, con una repercusión mediática que ni los miembros de la asamblea vecinal se creen aún. "No lo esperábamos en absoluto", dice uno de los intervinientes en las reuniones.

Ahora, siguen los grupos y comisiones creadas para recoger ideas y aportaciones de los ciudadanos, en un movimiento donde lo fundamental es la participación ciudadana.

Una de las quejas en el movimiento ha sido lo que consideran falta de diálogo por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento en lo relativo a la construcción del bulevar de la calle Vitoria y no quieren caer en el mismo error, por lo que las personas que se congregan en la 'zona cero' trabajan ahora en buscar un mecanismo que permita a todos mostrar sus opiniones y posiciones.

Unos encuentros de vecinos que no van a parar ya que afirman, una y otra vez, que se ha conseguido el primer objetivo, la suspensión total de las obras, pero restan otros dos a corto plazo: conseguir la absolución de los arrestados en los altercados y que se marchen de la ciudad los antidisturbios.

En esas dos reivindicaciones se centran ahora las protestas que proseguirán esta misma tarde con otra manifestación que en este caso se dirigirá hacia la Subdelegación del Gobierno en Burgos, para pedir la absolución de los arrestados, y, posteriormente, al Ayuntamiento de la capital, para reclamar al Consistorio que no se persone en la causa.

Asimismo, la asamblea ha previsto para mañana, martes, "ocupar de forma pacífica" las sucursales bancarias de la calle Vitoria que han presentado denuncia por los incidentes y que, según los intervinientes en la reunión, son tres.

El grupo de trabajo de apoyo a los detenidos ya está pensando en buscar abogados y otro tipo de asesoramiento, además de recaudar dinero para esta causa, para la que los vecinos consiguieron reunir 9.000 euros necesarios para el pago de fianzas de tres arrestados en unas horas. Dicen que el proceso será largo.

"Queda mucho trabajo por hacer", señalan en las asambleas que se celebran a las 12.00 y a las 19.00 horas todos los días desde el fin de semana pasado, pero "siempre unidos".

Los vecinos de Gamonal son conscientes de la fuerza que su movimiento ha generado y quieren aprovechar su momento. "Todos unidos y todos a una", aseguran.

Cospedal cuestiona las razones
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha condenado "tajantemente" los actos violentos que se han producido en las movilizaciones del barrio burgalés de Gamonal y ha considerado "bastante sorprendente" que continúen las manifestaciones cuando ya se han paralizado las obras.

"Parece que el propósito no debía ser ese, o no era ese, y si no que lo expliquen", ha dicho Cospedal en rueda de prensa tras preguntarse cuál era el verdadero motivo de las protestas después de que hayan continuado las manifestaciones y las acciones "tan violentas" tras anunciarse que se paraliza el proyecto.

En cualquier caso, ha insistido en que el PP "condena tajantemente cualquier acto violencia", que nunca está justificada, y ha lamentado que el PSOE no haya querido realizar esa misma condena pese a que se le ha solicitado.

A su juicio, no se puede dejar de condenar tajantemente la violencia en Burgos y en otros sitios de España y los causantes "deben explicar por qué sigue habiendo ese tipo de actuaciones violentas".

Asimismo, ha explicado que no se ha producido ninguna "llamada" al alcalde de Burgos para que se replantease las obras y ha recordado que era un proyecto que iba en el programa electoral del PP y muy similar al que el PSOE también había planteado en su propuesta de remodelación.

Cospedal ha asegurado que el alcalde en el ámbito municipal tiene "autonomía" para tomar las decisiones en materia de obras públicas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es