15 de noviembre de 2019, 22:24:59
Opinion


La CAM blinda Las Ventas

Pedro J. Cáceres


Por ahora, y hasta 2016.

No se trata de una nueva, pomposa, declaración BIC, que como hemos colegido no lleva a algún sitio, no. Tampoco de proteger el inmueble, que ya lo está de hecho. Ni siquiera prohibir, tácitamente, cualquier intento de progreso como cubrir la plaza, tampoco.

El hecho, que no tiene precedentes, estriba en blindar a su concesionario por un año más (el primero de los de prórroga establecida en el contrato) sin que haya concluido el periodo de arrendamiento que lo haría en noviembre de este año.

La Comunidad de Madrid ha justificado el hecho, en mi opinión con excelente criterio, como tiempo, casi suficiente, para dar estabilidad a las reformas programáticas y de abono que sin contravenir el contrato en vigor se han planteado para esta temporada.

De paso, con previsión política, la CAM se blinda de cualquier sobresalto inesperado y desagradable que pudiera deparar la temporada 2014, teniendo en cuenta que en el otoño, con la campaña de las elecciones 2015 en la rampa de salida, no iban a tener el "parrúsp'a ruidos".

Antes bien, y con la seguridad que, de una forma implícita, estos dos años de gestión asegurados por parte de Taurodelta sería un cortafuegos a cualquier intentona golpista por parte de los toreros, mientras las previsiones dicen que podemos estar ante una Feria de San Isidro que marque, para bien, una frontera; un antes y un después de 2014 para afrontar los comicios de 2015 sin problemas colaterales e incluso dejar marcado un camino a seguir.

A la seguridad declarada por la Empresa de las presencias de Ponce y El Juli, más Fandiño; no es difícil barruntar que Morante,Manzanares, Perera y Talavante harán causa común (como en Sevilla, pero al revés; sería lo lógico en grupo tan compacto).

Cuando están todos es más difícil que uno se quede fuera, por huir de la estigmatización. Por ello no se duda que estarán Castella (el de mejor balance en los últimos años) y El Cid, por currículum y porque todavía está muy reciente su faena de la pasada Feria de Otoño.

Ya tenemos el G-9. Más Luque (un lustro anunciado en todas las ferias del circuito superior) el G-10; que sumarían, mínimo 24 puestos.

Bien combinados con las tradicionales alternativas o confirmaciones, que este año se me antojan no serán muchas ¿Escribano? ¿Adrián? ¿G.del Pilar? ¿Juan Leal? ¿Andrés L. Dorado? ¿el venezolano Fabio Castañeda?; los jóvenes admitidos por el tan selecto club de las figuras como Juan del Álamo y Jiménez Fortes; más los clásicos toreros de Madrid (con algún veterano sorpresa que abra plaza ¿Finito, Aparicio?), la vuelta a Madrid de Juan Mora sería un acontecimiento para muchos aficionados; una selección de jóvenes mexicanos con los que están alternando en la temporada azteca (Adame, Silveti, Saldívar) y una segunda oportunidad ¡de lujo! par los confirmantes del año pasado, que se lo ganaron -ante el estupor del desprecio del resto de empresas- como Teruel,Galván, López Simón, Pérez Mota...ofrecerían al abonado interés general en, al menos, el 50% de las corridas a elegir más las dos extraordinarias.

Quedarían 9 corridas para escrutar de 13 -que esa es la gran novedad de este 2014- a gusto del consumidor entre:

Descartados de la élite o duplicidades de los mencionados anteriormente. Novedades, ¿las hay? Toreros emergentes en la temporada madrileña 2013 (caso Ureña); clásicos de Madrid (David Mora, Uceda, Abellán, Tejela, Juan Bautista, Curro Díaz).

Habituales de dar la cara -le llaman tramo torista-:Ferrera,Castaño, Robleño, Rafelillo, Bolívar, Urdiales, Alberto y Sergio Aguilar, Fernando Cruz).

En busca de la eterna oportunidad pero con cualidades contrastadas para confiar en ellos: Pinar, Nazaré, Gallo, Morenito de Aranda, ¿César Jiménez,Salvador Vega?

Mexicanos descolgados de la cabeza de carrera (Payo, Sergio Flores, ¿J. P. Sánchez?); el cartel de Cordobés, Padilla y Fandi.

Los que no desaprovecharon el estío madrileño como Iván García, Alberto Lamelas, Javier Solís, M.A. Delgado...Olvidados con posibilidades como Esaú Fernández,Miguel Tendero etc.

O simplemente por cuestiones de logística aquellos programados en fin de semana.

Lo que es seguro es que, como dijo JAMU, la "marca San Isidro" toma la fuerza de un mes completo seguido de toros sin tener que acudir a subterfugios de ciclos concatenados.

Pinta bien ¿no?

Es de suponer que Taurodelta se lo hubiera planteado así -sobre el papel-, pero con el blindaje todo será más fácil: contra el efecto dominó, vasos comunicantes.

Posiblemente si los señores maestrantes en vez de guardar silencio -por mucho que se sepa, o intuya, cuales son designios- se hubieran pronunciado tácitamente, recordando que hay contrato indisoluble hasta 2024 y satisfacción de gestión con la empresa vetada y reprobar cualquier tipo de presión, no solo hubieran blindado La Maestranza y abierto una puerta a la esperanza y el diálogo sino que sabríamos de una vez que su misión como propietaria es algo más que hacer caja.

El Baratillo, puede salirles muy "carito".

La CAM ha marcado una vereda, mínima (un año), para abortar insurrecciones fuera de contexto e indicar el camino a aspirantes empresariales cual es el camino.

Las propiedades tienen una responsabilidad grande en la estabilización de sus plazas.Si bien hubo un tiempo en que el "maletín" no estaba de más, la crisis y la ola de denuncias en cadena de corrupción es lo que tiene.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es