16 de octubre de 2019, 4:04:47
Nacional

IU se mantiene, mientras que UPyD avanza según el último barómetro realizado


El PP aventaja en 5,5 puntos de intención de voto al PSOE, que continúa estancado, según el CIS



El PP obtendría un 32,1 por ciento de los votos si hoy se celebraran elecciones generales, lo que supone doce puntos menos que en los comicios de 2011, y una caída de dos puntos respecto a octubre, mientras que el PSOE sigue sin remontar con un 26,6 por ciento de los sufragios, su nivel más bajo desde 2011.

Así se refleja en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el que IU se mantiene estable con el 11,3 por ciento de los votos, mientras que UPyD sube dos puntos, del 7,7 al 9,2 por ciento, exactamente el mismo porcentaje que pierde el PP.

En la encuesta, realizada entre el 3 y el 15 de enero pasados, el PSOE reduce su distancia con el PP en dos puntos, aunque no por un aumento del apoyo ciudadano sino por la caída del PP, que ha obtenido, al igual que los socialistas, sus peores resultados en la encuesta desde las pasadas elecciones generales.

En voto directo, sin la estimación que realiza el CIS, el PSOE, con un 11,8 por ciento de los sufragios, ganaría al PP con un 10,8 por ciento, que obtiene un punto menos.

Es significativa la subida de UPyD, que consigue su mejor estimación de voto desde los comicios generales, en los que obtuvo un 4,69 por ciento de los votos, prácticamente la mitad de lo que hoy le otorga el CIS.

IU se mantiene estable desde el último barómetro en estimación de voto, aunque también ha ganado cinco puntos desde 2011, consolidando su posición como tercera fuerza política parlamentaria.

En cuarto lugar y tras UPyD, CiU sube medio punto hasta el 3,4 por ciento de los votos, seguido de ERC, con un 2,5 -igual que en octubre- y el PNV, con un 1,5 -tres décimas más-, y Amaiur con un 1,2 por ciento, que se mantiene.

Sube también medio punto Coalición Canaria que pasa del 0,5 por ciento en octubre a 1,0 en enero, y Compromís-Equo, del 0,5 al 0,8 de los sufragios.

Por contra, el BNG pierde apoyos de 1,1 por ciento de los votos según el CIS, al 0,7 por ciento en el último barómetro.

Foro Asturias y Geroa Bai obtendrían un 0,1 por ciento de los votos, mientras que en esta encuesta UPN no obtendría representación porcentual.

Un 24,2 por ciento de los encuestados asegura que no irá a votar, mientras que el 8,1 dice que votará en blanco.

Sigue subiendo la preocupación por la corrupción
La preocupación ciudadana por la corrupción sigue aumentando y se mantiene como el segundo problema para los españoles tras el paro, según el barómetro de enero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Así, el desempleo supone el principal problema para la ciudadanía, pues lo citan el 78,5 por ciento, seguido de la corrupción y el fraude (39,5 %), los problemas económicos (30,5 %) y los políticos y los partidos (26,9 %).

Además, en esta misma encuesta, la gran mayoría de los ciudadanos (81,8%) considera que la situación política es "mala" o "muy mala", aunque sigue siendo peor la percepción que se tiene de la situación económica, pues la califican de "mala" o "muy mala" el 86,7 por ciento.

En este sondeo realizado entre el 3 y el 15 de enero, la preocupación por el paro aumentó 1,5 puntos respecto al barómetro anterior, y la citan el 78,5 por ciento de los encuestados, mientras que se acelera también la inquietud por la corrupción, casi dos puntos, hasta el 39,5 por ciento, aunque lejos del 44,5 que obtuvo en marzo de 2013.

Los problemas económicos se mantienen como el tercer problema para los encuestados, citada por el 30,5 %, mientras que los políticos y los partidos son la cuarta preocupación, pues así la señalan el 26,9 % de los encuestados.

Según la encuesta del CIS, la sanidad es la quinta inquietud para los ciudadanos, pues así la señalan el 11,6 por ciento, seguida de los problemas de índole social (7,5 %) y la educación (7,4 %).

Al ser preguntados por la situación económica, la gran mayoría de los ciudadanos, el 86,9 %, siguen viéndola "mala o muy mala", frente a sólo un 0,8 % que la considera "buena".

Menos de la cuarta parte de los encuestados, el 23,3 por ciento, creen que la situación económica mejorará de aquí a un año, mientras un 42,2 por ciento no espera cambios y un 23,8 por ciento augura incluso que empeorará.

En cuanto a la situación política, aumenta ligeramente -tres décimas- el porcentaje de quienes la califican de "mala" o "muy mala", un 81,8 por ciento.

Además, mientras la mitad de los encuestados no creen que la situación política vaya a cambiar -50,6 %- es mucho mayor el porcentaje de los que auguran que empeorará (un 28,6%) que el de quienes piensan que va a mejorar (10,4%).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es