17 de noviembre de 2019, 16:38:42
Economía

crónica económica


La recuperación ya ha llegado, dice Markit



El PIB es nuestro punto de partida, porque lo es del último informe de Markit sobre España. Tras recordar ese dato, Markit señala que “los datos de PMI que cubren los sectores manufacturero (industrial) y de servicios muestran que el crecimiento se aceleró en enero”. Recordemos que el PMI se mide sobre decisiones reales de los empresarios, y que da cuenta de la evolución del sector privado. Así, el Índice Compuesto del PMI subió en enero de 53,9 puntos a 54,8. Más de 50 indica expansión, luego estos datos muestran una expansión más acelerada. El índice muestra mejoras tanto del lado industrial como de los servicios.

Markit recoge que hay una recuperación interna y externa. Esta última se facilita por unos “precios competitivos”. Atención a lo que señala la casa Markit sobre España: “Las empresas del sector privado han rebajado sus precios de venta de forma continuada desde septiembre de 2008, con una pronunciada rebaja adicional en enero, especialmente en el sector de los servicios”. Es una buena noticia que este esfuerzo por adaptar los precios a la productividad, y se haya ganado con ello competitividad, se vea ahora reflejado en las ventas. La parte negativa es que esta moderación de precios lleva acarreada la de los beneficios, y la destrucción de empleo, en la medida en que esa corrección no haya alcanzado a los precios de los servicios del trabajo; es decir, a los salarios. Aparte, claro está, de que la rebaja de los precios “es una buena noticia para nuestra economía, ya que menores precios suponen una ganancia en poder adquisitivo para los consumidores”, como dice Rafael Pampillon.

Con todo, el PMI de empleo de enero rompió la barrera de los 50 puntos, por muy poco. Lo cual apunta a la recuperación del empleo privado: “Si bien hay un largo camino por recorrer, el hecho es que hay compañías que al menos están contemplando la posibilidad de ampliar la plantilla”, lo que “sugiere cierto optimismo sobre las perspectivas de la economía”, dice la nota.

Pampillon, en un artículo titulado 2014 parece que sonríe, repasa también el saldo de la balanza por cuenta corriente (positivo en 5.000 millones de euros de enero a noviembre), la balanza comercial, el turismo… y las inversiones: 26.425 millones de euros en inversión extranjera directa también hasta noviembre de 2013. Las exportaciones han pasado de representar el 24 al 34 por ciento de nuestro PIB, consecuencia, dice el economista, “del proceso de devaluación interna”. Y lo previsible es que la recuperación siga un patrón igual al de las últimas cinco décadas, dice Pampillón: Las exportaciones tiran de la capacidad productiva, y ésta del empleo. Esperemos que esto último se vea ya en 2014.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es