25 de septiembre de 2021, 6:31:57
Nacional

nerviosismo en el PP por los votos de sus diputados en un asunto sensible


Expectación ante el resultado de la votación secreta por la reforma de la ley del aborto


El diputado del PP Vicente Martínez Pujalte está convencido de que el hecho de que la votación de la proposición no de ley del PSOE que pide la retirada de la reforma del aborto sea secreta afianzará mucho más el voto de los diputados populares "por pura lealtad". Por su parte, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, cree que no es responsable que los diputados voten en secreto porque los ciudadanos tienen derecho a saber lo que votan sus representantes.


El diputado del PP Vicente Martínez Pujalte se ha mostrado este martes convencido de que el hecho de que la votación de la proposición no de ley del PSOE que pide la retirada de la reforma del aborto sea secreta afianzará mucho más el voto de los diputados populares "por pura lealtad".

El diputado popular ha respondido así a los periodistas en los pasillos del Congreso al ser preguntado por la posibilidad de que haya disensiones en el grupo popular en la votación hoy en el pleno de la iniciativa del PSOE, que pide al Gobierno que retire el anteproyecto de ley de reforma de la ley del aborto.

"Yo conozco a los diputados del PP y si alguien manifestara una posición contraria (al proyecto) no necesita hacerlo en oculto", ha recalcado Martínez Pujalte.

En su opinión, los diputados del PP "no van a entrar en ese tipo de provocaciones del PSOE": "Si nos dicen que votemos en secreto se afianzará mucho más el voto, por pura lealtad y por puro comportamiento de caballerosidad de los diputados y diputadas del PP", ha añadido.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado que "bajo ningún concepto" el aspecto económico es "esencial" para reformar la ley del aborto, sino que responde a proteger a la mujer y el derecho a la vida de acuerdo con la doctrina del Tribunal Constitucional.

Mato se ha expresado de esta manera en la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde la ministra ha tenido que responder a tres preguntas del grupo socialista sobre el anteproyecto de ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada.

La ministra ha defendido la reforma impulsada por el Ministerio de Justicia por estar, entre otras cosas, en el programa electoral del PP, y ha pedido a la oposición que olvide "la demagogia partidista" y proponga aportaciones y mejoras constructivas al texto aprobado por el Consejo de Ministros.

Ha recordado que el anteproyecto está en la fase de "recoger opiniones", en concreto las de 29 órganos y entidades, así como de las comunidades autónomas y, posteriormente, de los grupos cuando se inicie la fase parlamentaria.

Ante las críticas de los senadores socialistas, quienes han pedido la retirada de la reforma por ir en contra de los derechos, la libertad y la dignidad de las mujeres, la ministra ha insistido en que el PSOE en 2010 decidió, "sin contar con nadie", modificar una ley -la de 1985- asumida por la mayoría de los españoles.

¿Por qué secreto?
Por su parte, la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, cree que no es responsable que los diputados vayan a votar hoy en urna y en secreto sobre si quieren que el Gobierno retire la reforma de la ley del aborto porque, según su argumento, los ciudadanos tienen derecho a saber lo que votan sus representantes.

Rosa Díez ha sido tajante al subrayar que no hace falta "esconder" el voto al ser preguntada sobre la votación secreta de la proposición no de ley del PSOE que esta tarde debatirá la Cámara.

En un momento en el que la sociedad exige más transparencia, los ciudadanos deben saber lo que votan sus representantes, "tienen el derecho a saberlo", ha insistido, para considerar que "no es responsable" ocultarlo en una urna.

Y más aún cuando luego los ciudadanos van a pedirles cuentas en las elecciones, ha apostillado, y ha señalado que el voto de los diputados no es imperativo, sino que están en el Congreso porque los han elegido los ciudadanos.

"La cuestión -ha reiterado- es si tenemos los diputados el derecho a ocultar a los ciudadanos lo que votamos, y más en temas tan sensibles cuando no son elección de personas".

También ha indicado que el hecho de que se esté debatiendo si se devuelve o no el anteproyecto legislativo sirve de excusa a algunos diputados del PP (que si la ley llegase en los términos en los que está ahora se opondrían a ella) para justificar su voto con el pretexto de que es mejor que se tramite para poder enmendarlo.

Muy debatida
Igualmente, el secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina, ha replicado hoy al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que el proyecto de reforma de la ley del aborto "se ha debatido mucho" y le ha recordado que "hasta la hija de Le Pen" ha mostrado su rechazo al mismo.

En declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja, Madina ha contestado en estos términos a Gallardón, que esta tarde en el Senado ha preguntado a la oposición por qué se niegan a debatir la reforma. "¿Por qué tiene miedo al debate?", ha insistido el ministro.

"La hemos debatido mucho", ha apuntado Madina, para señalar que se ha hablado del tema en varias sesiones plenarias, se ha preguntado a la vicepresidenta del Gobierno y a otros ministros sobre él, ha habido numerosas manifestaciones pidiendo su retirada y el Consejo de Europa y "hasta la hija de Le Pen" han mostrado su oposición.

Según su criterio, es una ley que "sólo defiende el PP contra el resto del mundo".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es