23 de octubre de 2019, 7:55:55
Opinion


Maduro incendia Venezuela



La nueva marcha convocada ayer en Caracas por los partidarios de Leopoldo López evidencia el valor de una oposición que se ha decidido a plantar cara a Maduro. Venezuela vive así una situación cada vez más convulsa, sin que parezca haber visos de solución a corto o medio plazo. Al oficialismo no le está quedando más remedio que movilizar a los suyos para realizar contra-manifestaciones violentas, donde varias personas ya han perdido la vida.

La situación recuerda a las protestas que se vivieron en Irán en tiempos de Mahmud Ahmadineyad, quien no dudó en reprimir de la peor forma -detenciones arbitrarias, torturas, todo tipo de violencia e incluso asesinatos indiscriminados- la revuelta estudiantil que pedía reformas democráticas. Venezuela va por el mismo camino. La violencia verbal exhibida por Nicolás Maduro es sólo comparable a la brutalidad con que el chavismo está actuando contra los opositores. Y es igualmente grave que la mayor parte de gobiernos de Iberoamérica, lejos de denunciar la continua violación de derechos humanos que se está produciendo en Venezuela, se pongan del lado de verdugo en lugar del de las víctimas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es