21 de octubre de 2019, 19:38:09
Nacional

caso noos


La Infanta: "Nunca he tenido control sobre las cuentas ni nada que ver con Aizoon"


La Infanta Cristina respondió al juez José Castro, en su comparecencia como imputada del pasado 8 de febrero, con unas 550 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, tal y como consta en su declaración.


La infanta Cristina afirmó al juez del caso Nóos, José Castro, que nunca ha tenido "ningún control sobre las cuentas, ni nada que ver con Aizoon", la sociedad que tenía a medias con su marido, Iñaki Urdangarin, en quien confía "plenamente" que no ha "cometido irregularidades".

Durante su declaración como imputada por delito fiscal y blanqueo el pasado 8 de febrero, a cuya transcripción de 114 páginas ha habido acceso, la infanta afirmó sobre Aizoon: "Yo no he tenido nada que ver con las facturas ni he llevado el control, es mi marido el que lo ha llevado".

El fiscal Pedro Horrach le preguntó si su marido le comentó a qué actividades iba a dedicarse o qué actividades tenía en curso la empresa, con la que el matrimonio pagó gastos privados, a lo que respondió: "No tengo ni idea de lo que hacía con Aizoon".

Horrach le inquirió acerca de si Urdangarin tenía alguna empresa fuera de España, a lo que respondió taxativamente que no. "No tenía nada fuera del país", dijo cuando Horrach mencionó concretamente Inglaterra o Suiza.

En cuanto a los consejos de administración de varias empresas de los que Urdangarin era miembro, indicó que no sabía cómo cobraba por estos servicios y que nunca le comentó que tributara esos ingresos a través del Impuesto de Sociedades y no del IRPF porque, según el fiscal, "así tenía que pagar menos".

"En absoluto, y no creo que, yo confío plenamente en mi marido y no hubiese cometido irregularidades", respondió la imputada.

El papel del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, como tesorero del Instituto Nóos, fue otro de los temas sacados a colación por el fiscal, y la infanta Cristina aseguró que supone que le nombraron "por la confianza que debía tener" Urdangarin en él. "Yo se cómo me lo propuso a mí, pero no a él".

Añadió que no sabe si ejerció efectivamente como tesorero, pero dudó de que fuera así, e insistió en que quien dirigía el Instituto Nóos era el socio de Urdangarin, Diego Torres.

Sabía que trabajaba en Noós "pero no los detalles"
La infanta Cristina afirmó que sabía que trabajaba para empresas y que también lo hizo para el Instituto Nóos, pero "no los detalles". De este modo respondió doña Cristina a la cuestión planteada por la abogada del Estado en representación de la Agencia Tributaria sobre si conocía las fuentes de ingresos de su marido, Iñaki Urdangarin.

Además, la infanta explicó que no conocía las declaraciones fiscales de su marido, ni la manera de tributación de los ingresos del duque de Palma. Doña Cristina también comentó que nunca se planteó presentar las declaraciones de la renta de manera conjunta con su esposo.

En este contexto, la infanta respondió que "nunca" llevó el "control" de los gastos de Aizoon, la sociedad que creó al 50 % con su esposo y que es objeto de investigación en esta causa. Sobre por qué su esposo le pidió ser socia de esta empresa, la infanta afirmó: "No lo sé, me pidió ser socia al 50 %, a mí me pareció bien, lo acepté y así fue".

Nunca habló con el Rey
La infanta Cristina aseguró al juez José Castro que nunca habló "en la intimidad" con el Rey sobre el Instituto Nóos y sobre las "razones estéticas y de imagen" que hicieron que la Casa Real recomendara en 2005 a Iñaki Urdangarin apartarse de esa entidad.

El instructor del caso Nóos preguntó a doña Cristina el pasado 8 de febrero si su padre no le había "hecho ninguna observación" sobre el consejo que dio a su esposo el asesor de la Casa Real José Manuel Romero, después de que se comenzaran a cuestionar en Baleares los contratos entre la administración autonómica y la entidad que presidía su esposo.

"No, nunca", respondió tajante la infanta, que reconoció que conocía la solicitud que hizo Romero a Urdangarin y que éste le explicó que el propósito era "evitar posibles malas interpretaciones" de los contratos entre administraciones públicas y el Instituto Nóos, que supuestamente no tenía ánimo de lucro.

El magistrado le preguntó asimismo por los 1,2 millones de euros que le transfirió el Rey para ayudar a la pareja a comprar su chalé en Barcelona. "Fue un préstamo y tengo toda la intención de devolvérselo", señaló doña Cristina.

Según se recoge en la transcripción de su declaración como imputada, la infanta hizo hincapié en que su padre no le hizo ninguna donación, sino un préstamo del que le ha devuelto 150.000 euros.

Admitió que está devolviendo el dinero con retraso porque han cambiado las circunstancias de la economía familiar: "Ahora no estamos en condiciones de devolver nada".

"Me imagino que su Majestad el Rey no les habrá apremiado con interposición de acciones judiciales ante esta situación", preguntó entonces Castro, a lo que doña Cristina respondió: "Al final es mi padre y se fía de mí".

Imprecisiones
Por otra parte, la Infanta respondió al juez Castro con hasta un total de 579 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, tal y como consta en su declaración, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press.

Entre las imprecisiones en que incurrió, 412 veces dijo "no lo sé" o "no sé" a las preguntas que le formularon durante el interrogatorio, mientras que en 82 ocasiones aseguró "no lo recuerdo". El resto de evasivas las saldó con 58 "lo desconozco", siete "no me consta", siete "no lo sabía" y un "no tenía conocimiento", entre algunas otras.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es