15 de noviembre de 2019, 19:03:32
Opinion


La t-ETA y la luna

José Antonio Ruiz


Happening on Friday en el Hotel Carlton Bilbao Mahou 5 estrellas, sede del Gobierno vasco durante la II República. La t-eta y la luna. El zulo y el bulo. La hucha y la capucha. Lo que va del desarme de ETA, al desarme moral de España, pasando por la calle de la Estafeta. Del encierro de San Fermín, a la encerrona de los cabestros. Volvemos a las trincheras. Mascarada abertzale. Fin de semana turístico de los miembros de la Comisión Internacional de Verificación a cuenta del proceso de paz en Euskadi. La mediación social como negocio y modus vivendi. Lo que va de la trinca al trinque. Show business. Simulacro radio-televisado de rendición a cambio de impunidad. De teatros, farsas e imposturas. Teorías del fingi-miento y la pacificación. Manuel de instrucciones intuitivo. Indicaciones para sacar rédito de la derrota de quienes creen haber ganado la batalla aun habiendo perdido la guerra. Agítese antes de usarla. Amnistía general. Ley de punto y final a beneficio de inventario. Los pistoleros quieren ser presos políticos sin pasar por el confesionario ni entonar un ¡Yo, pecador! y algunos inclusive mártires sin pasar por el martirio. Los ciudadanos que les voten legitimarán el indulto y serán cómplices de la ignominia. ¡Allá ellos! ¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos! Ni olvido ni perdón y las víctimas sin flores marchitas en la lápida del panteón. No está el país de humor para las rimas de Bécquer mientras amenacen con volver las oscuras golondrinas, en la nuca tus tiros a colgar. Sale a la luz un soneto desconocido de Quevedo: «Polvo de aluminio serán, mas polvo enamorado».

España vista desde el “front row” da grima. No tiene venta posible ni en el mercado negro de dentaduras postizas. Del rastrillo, al arrastre. La migraña de Iberia tiene un tratamiento difícil y su cura parece imposible.

Alguien debiera hacer ver a Mariano que tan contraproducente es cerrarle todas las salidas a un toro, porque uno corre el riesgo de empitonamiento, como cederle toda la iniciativa, porque te puede cornear por no se sabe dónde. Algo es algo. Menos da una piedra que todos estos indeseables.

España, gravedad cero, como Kate Upton sacando partido a sus ubres rebosantes y su tapa-pezones menguante en el número especial de trajes de baño de Sports Illustrated. El visionado es como un viaje interestelar. Sigo a la luna, como si me hubiese puesto ciego con agua de Valencia. Asumiendo de antemano cualquier crítica, me atrevo a pedir desde aquí que declaren a la moza Patrimonio de la Humanidad.

Me preparo para avistar el asteroide Pallas en todo su esplendor, y en su lugar me tropiezo con Arturo en toda su casposidad. Catalonia, el Estado fallido. ¿Independencia? ¡No, gracias! Sólo queremos la pasta y seguir gobernando en el predio en régimen de partido único. Dictaduras “democráticas”. Democracias orgánicas. El mismo totalitarismo pero con distinto collar.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz imputa al Fútbol Club Barcelona, como persona jurídica, un delito fiscal a cuenta del fichaje de Neymar. Ya está tardando algún emisario de la Generalitat, mochilero del Régimen, de saltar a la arena para quejarse amargamente del nuevo ataque de la toga españolista contra el indefenso pueblo inerte de Cataluña. De momento, para que no vuelva a suceder, están montando la Hacienda propia a fin de poder disponer como les salga de los cojones del dinero de los demás.

Spanish way of life (The New York Times). Pacte Nacional pel Dret a Decidir. Lo mejor que podía hacer España, como el Betis, es dejarse perder, o como mucho entregarse a la siesta eterna por pura resignación. Entiéndaseme. Más preocupante que el cerco al cigarrillo electrónico es el cerco a España, y qué pocos se quejan de la nicotina fundamentalista.

El colmo sería, como ya especula el Daily Express, que nuestra Cayetana Fitz James Stuart, duquesa de Alba y de Berwik y señora de Alfonso Díez, futuro rey consorte, recibiera la proposición de convertirse en Reina de una Escocia independiente. Cosas más raras hemos visto, como un presidente apellidado Zapatero.

Cuartelazos mediáticos. Tres meses, tres causas, tres destituciones de directores de periódicos: Antich en La Vanguardia, Pedrojota en El Mundo y Moreno en El País. Dejen paso a Carol, Abadillo y Caño. Nada es lo que parece. Me cuesta atribuir a Mariano semejante hombrada, aunque viendo de lo que es capaz el Emperador, nada es descartable. En Vocento, bastante tienen con no acabar a hostia limpia los Ybarra, Luca de Tena, Urrutia y Bergareche.
Como si nada hubiese cambiado, Rajoy, Rubalcaba, González y Cebrián siguen partiendo el bacalao en la lonja del poder, tal cual en los años de plomo, cuando se disparaba a matar, como los francotiradores en Kiev. Suerte que ahora ya no hay muertos de cuerpo presente a los que llorar y nos podemos dedicar a los entretenimientos de la Corte. ¡Algo es algo!

El PSOE da 24 horas al Gobierno para que entregue los vídeos de Ceuta. Pero a Jorge Fernández Díaz le preocupa mucho más tener que ir a la Cámara a instancias de la Chunta Aragonesista para explicar a sus señorías de quién ha sido la caliente ocurrencia de utilizar videos cachondos de sonrisa vertical para ilustrar un curso de la Policía Nacional sobre técnicas de reanimación. A lo que se ve, en el Cuerpo los hay que hubieran querido nacer «toyboy» o chicas de barra americana.

La electrocutante espantá de Sánchez Galán traerá cola: dice Ignacio que la empresa «se siente más británica, mexicana o estadounidense que española». La eléctrica se lleva sus inversiones de España en respuesta a la reforma eléctrica de Soria. Otro que está hasta los mismísimos, no ha podido aguantarse más y se le han fundido los plomos en un arrebato de sinceridad cuando menos contradictorio con su condición de emisario de la Marca España.

Hernández Mancha, Isabel Tocino, Ana Palacio, González Solana y Luis Valero, nuevos consejeros PePeros “independientes” de Enagás. El difícil oficio de head-hunter tiene pocos secretos cuando se trata de rescatar para la causa a ex políticos. El responsable del casting de Gran Hermano lo hubiera hecho mejor y más barato.

Con tantas cuentas en Suiza, debiéramos proponer el cambio de capitalidad de Berna por Madrid, y sustituir de la peana de la Puerta del Sol el oso y el madroño por el oso pardo.

Mientras Granados pasea por Madrid con el carrito de los helados, ARCO sube la persiana en busca del tiempo perdido. Mención de honor para el artista peruano Miguel Aguirre, que ha conseguido elevar a la ministra Fátima Báñez a la categoría de arte, lo cual es mucho mérito.

Si yo escribiera 182 veces «no lo sé» y 55 veces «no lo recuerdo», como la Infanta, en cinco minutos hubiera despachado esta columna.

España, no sabe, no recuerda. Pero la alcaldesa Botella forever se ha propuesto encontrar los restos mortales de Cervantes con geo radar. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha estaba tronado como esta España majara, pero al menos era hidalgo y hasta lo que se sabe honrado.

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha sancionado a Jona, delantero del Jaén, con 2.000 euros de multa por mostrar un mensaje de ánimo en su camiseta («Ánimo pequeñines») a los niños enfermos de cáncer. Forrest Gump no era tan mezquino.

España profunda. El Juzgado de instrucción de Purchena multa con doscientos euros a un aficionado (que merecería haber nacido animal o cosa) que le lanzó un perro al árbitro desde lo alto de la grada, en Olula del Río… Perdidos.

Mientras esta España de duty free, auto de fe, se debate entre depilación sí, depilación no, entre el botox, el ácido hialurónico y el cóctel de vitaminas, un niño de cuatro años cruza la frontera con Jordania en solitario huyendo de la guerra en Siria.

Somos todos unos miserables. Maricón el último, y este cronista el primero. Mientras los dramas de este mundo no nos sean ajenos del todo, habrá razones para seguir creyendo en la condición humana y en los conciertos acústicos de Kiko Rivera.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es