12 de noviembre de 2019, 17:33:41
Nacional

Rouco advierte contra la muerte de inocentes "por oscuros objetivos de poder"


Los Reyes presiden el funeral de Estado por el décimo aniversario del 11M en la catedral de La Almudena


Rouco advierte contra la muerte de inocentes por oscuros objetivos de poder.


PIE DE FOTO

Los Reyes, acompañados por la Princesa de Asturias y la infanta Elena, han presidido en la catedral madrileña de la Almudena el funeral por las víctimas del 11M con ocasión del décimo aniversario de los atentados y al que ha asitido también el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno y su esposa, Elvira Fernández, han recibido a los Reyes, a doña Letizia y doña Elena a su llegada a la catedral, acompañados de cuatro representantes de las principales asociaciones de víctimas del terrorismo, a quienes los miembros de la Familia Real han dado muestras de cariño al saludarles.

Don Juan Carlos ha saludado una a una a las cuatro dirigentes de las asociaciones de víctimas.

PIE DE FOTO

Se trata de la presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, de la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Angeles Pedraza, de la responsable de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M, Angeles Domínguez, y de la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco.

Para todas ellas ha tenido el Monarca un afectuoso saludo, seguido de la Reina, doña Letizia y la infanta, quienes han besado a cada una de ellas al cogerles la mano, ante la mirada del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, encargado de oficiar el funeral.

Entre las numerosas autoridades que han asistido a esta misa solemne de homenaje y recuerdo a las víctimas de la mayor masacre terrorista perpetrada en España se encuentran los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y el Senado, Pío García Escudero, así como los ministros de Justicia, Alberto Ruiz Gallarón, e Interior, Jorge Fernández Díaz.

También han estado presentes el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, la alcaldesa de la capital, Ana Botella, y la defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Igualmente han acudido dirigentes políticos como el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, el líder socialista madrileño, Tomás Gómez, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y diversos portavoces parlamentarios.

PIE DE FOTO

Un importante dispositivo de seguridad controla los alrededores de la catedral de la Almudena, en el centro histórico de Madrid, mientras se celebra la misa.

El cardenal Rouco Varela ha homenajeado a quienes murieron porque hubo personas "dispuestas a matar inocentes a fin de conseguir oscuros objetivos de poder".

En su homilía ante los casi 900 asistentes a esta ceremonia fúnebre en la catedral de La Almudena, el cardenal arzobispo de Madrid ha reflexionado asimismo sobre el fin del terrorismo y ha advertido de que "hay que estar abierto al perdón siempre, aunque sólo se pueda hacer efectivo cuando se muestra arrepentimiento sincero por los crímenes cometidos y se reparan los daños causados".

Tras apelar a la necesidad de acometer un "examen de conciencia" sobre el comportamiento mostrado con los heridos y familiares de las víctimas de los atentados de 2004, Antonio María Rouco Varela ha subrayado que ellos murieron y sufrieron porque individuos y grupos mezquinos, "sin escrúpulo alguno", subordinaron el valor de la vida humana a "la obtención de sus intereses económicos, sociales y políticos".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es