18 de agosto de 2019, 23:59:08
Opinion


El PSOE extorsiona al PP con la inmigración



En la sesión de control parlamentario al Gobierno celebrada ayer, el PSOE puso condiciones al PP para alcanzar un pacto en materia de inmigración. Dichas condiciones pasan por cesar al director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y en vetar cualquier intento de devoluciones “en caliente” -es decir, automáticas-, así como prohibir que Guardia Civil y Policía Nacional utilicen material antidisturbios cuando la ocasión lo requiera. No parece, desde luego, la mejor disposición para llegar a acuerdo alguno.

Los intentos de entrar en suelo español de manera ilegal son tan multitudinarios como frecuentes de un tiempo a esta parte. Y violentos. Ello es así porque las mafias son conscientes de que Bruselas mira hacia otro lado y que en España el Gobierno no tiene el respaldo parlamentario que precisa. La oposición, fundamentalmente el PSOE, prefiere hacer demagogia antes que mirar por el interés nacional. ¿Cómo pretende, pues, los socialistas, que la Guardia Civil evite la próxima avalancha de subsaharianos sin pode emplear elemento disuasorio alguno? Y, puestos a disuadir, el hecho de que Rubalcaba declare abiertamente que se opone a las devoluciones en caliente es toda una invitación a las mafias para que sigan con su actividad. El Gobierno tiene un problema con la inmigración, y otro con la postura del PSOE.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es