20 de junio de 2019, 5:53:48
Nacional

siete independentistas con antecedentes entre los detenidos por vandalismo


Interior defiende a la policía por proteger el derecho a la manifestación y la seguridad de los ciudadanos


Los organizadores de las "marchas de la dignidad" han inundado el centro de Madrid con más de 60.000 personas provenientes de diversos puntos de España y Europa. Se manifestaron contra la política de recortes del Gobierno con un saldo de 24 detenidos y 101 heridos, 67 de ellos policías, tras unos disturbios "salvajes" en la plaza de Colón.


El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido este domingo en declaraciones a Europa Press que su Departamento va actuar con "toda firmeza" contra actos vandálicos como los acaecidos este sábado en Madrid. Además, ha manifestado su solidaridad con los policías heridos y ha pedido una condena de estas actitudes a todos los partidos y sindicatos.

"Vamos a actuar con toda firmeza contra este tipo de actos vandálicos que atentan contra personas y bienes públicos y privados, y que provocan lesiones a los policías. Me alegro profundamente de que los policías heridos se estén recuperando de esas lesiones", ha manifestado el ministro.

Fernández Díaz ha defendido el papel de la Policía que, según ha dicho, "está para proteger el libre y pacífico derecho de reunión y manifestación de los ciudadanos. También está para mantener la seguridad ciudadana". "Tras la manifestación de ayer, se produjeron brutales agresiones y violentas lesiones a decenas de policías que condeno enérgicamente", ha añadido.

Por ello ha pedido que esa condena la realicen también todas las fuerzas políticas y sindicales. "Estos hechos van contra una convivencia libre y pacífica y no lo queremos ni debemos permitir", ha reiterado.

Finalmente, el ministro ha trasladado su "solidaridad y apoyo absoluto con todos los policías y muy particularmente con los que sufrieron estas agresiones". "Los agentes de la Policía Nacional realizan un extraordinario trabajo para proteger los derechos de manifestación y el ejercicio de las libertades de todos", ha concluido.

101 heridos
Los Servicios de Emergencias de SAMUR-Protección Civil han atendido durante la manifestación de este sábado tras las "Marchas 22M de la Dignidad" en la capital a 101 personas, de los que 67 son policías y 34 manifestantes.

Un portavoz de SAMUR-Protección Civil ha contado que de los 67 agentes, 47 son policías nacionales y el resto municipales. Nueve policías nacionales, dos municipales y 34 manifestantes fueron trasladados a centros hospitalarios. "Todas son heridas de carácter leve o muy leve, como puntos de sutura por cortes, torceduras, contusiones o revisión", precisó el portavoz.

Un portavoz de la Policía Nacional ha referido que han cifrado en 36.000 los asistentes a la manifestación, en la que, tras los incidentes, agregó, se han practicado 24 detenciones, tres de ellos menores de edad, y que 33 manifestantes y 46 policías nacionales y 9 municipales han resultado heridos.

Fuentes de la Dirección General de Policía han calificado como "salvajes" los ataques sufridos por los agentes durante los altercados registrados hoy en Madrid tras las "Marchas 22M de la Dignidad".

Al término de la marcha, varios participantes han comenzado a arrojar botellas, piedras y petardos a la policía que intentaba entrar con furgones en la plaza de Colón -donde ha concluido la manifestación- después de haber cerrado la calle Génova con vallas para proteger la sede del PP.

Tras esta intervención, algunos de los participantes en la manifestación han montado barricadas en los laterales del Paseo de Recoletos con contenedores de basura al mismo tiempo que en el centro de la calzada un grupo de personas han vuelto a arrojar piedras, adoquines y botellas a la policía para hacerles retroceder.

Algunos de los implicados en los altercados han destrozado las lunas de varias marquesinas, maceteros y adoquines de la calzada así como contenedores y papeleras que han sido quemados a lo largo del Paseo de Recoletos.

Por el momento, 24 personas permanecen detenidas según ha informado un portavoz de la Dirección General de la Policía, quien además ha destacado que los detenidos están acusados de "atentado y resistencia a la autoridad".

Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado asimismo que ocho policías antidisturbios han resultado heridos durante los altercados, uno de ellos se encuentra en estado grave y ha tenido que ser trasladado al hospital Nuestra Señora de América, en la capital.

Procedentes de diferentes puntos de España, las seis columnas de las Marchas de la Dignidad han confluido hoy en Atocha a las 17:00 horas, desde donde han iniciado una marcha hasta la plaza de Colón con gritos de "sí se puede", "libertad" o "la crisis que la paguen los banqueros".

A estas horas, la Delegación de Gobierno todavía no ha confirmado cifra oficial alguna de asistentes mientras que desde la coordinadora 22M -organización que ha convocado las marchas- han afirmado una participación de más de dos millones de manifestantes.

Una vez en Colón y cercanas las siete de la tarde, el actor Willy Toledo y la periodista Olga Rodríguez han leído un manifiesto en el que han denunciado la situación de "emergencia social" que vive España y supone que "millones de trabajadores se encuentren sin empleo".

Ambos han acusado al Gobierno por sus políticas de recortes "al dictado de la Troika" y han exigido que "se vayan" los miembros del ejecutivo y "todos los gobiernos que recortan derechos sociales básicos y que colaboran con las políticas del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea".

Asimismo han criticado que desde los poderes públicos "privaticen lo rentable mientras recortan el presupuesto" en salud, educación o dependencia a la vez que han hecho un llamamiento para llenar de "dignidad y rebeldía" la capital del Estado.

Al término de la lectura del manifiesto Toledo ha arengado a los congregados en la plaza con el grito "nos quedamos aquí" que han coreado todos los manifestantes al mismo tiempo que la policía sellaba la calle Génova, a la altura de la calle Montesquinza con vallas y furgones para impedir el acceso a la sede del PP.

La marcha la ha encabezado una pancarta con la palabra "dignidad" en castellano y en todas las lenguas cooficiales acompañada del logo de la coordinadora 22M -formada por más de trescientas organizaciones, mareas ciudadanas y sindicatos- seguida de otras dos con los lemas "Ni un recorte más" y "No al pago de la deuda".

Al frente de una de esas pancartas se encontraba el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Juan Manuel Sánchez Gordillo, quien ha destacado que "la dignidad sin pan y sin trabajo no es dignidad, sino esclavitud" al mismo tiempo que ha pedido al Gobierno "que cambie su política de recortes".

Detrás de la cabecera, decenas de miles de personas se han unido a la marcha con multitud de banderas republicanas, de comunidades autónomas y sindicatos así como manifestantes con pancartas y lemas con mensajes como "El pueblo unido jamás será vencido" y "hace falta ya una huelga general".

También han estado presentes en la manifestación diferentes colectivos de inmigrantes que portaban pancartas con mensajes de justicia en memoria de los quince subsaharianos que murieron ahogados en Ceuta el pasado 6 de Febrero.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es