26 de abril de 2019, 18:05:48
Nacional

tras las protestas del 22-M


Los sindicatos policiales denuncian su "indefensión" ante los violentos



Así lo han manifestado representantes del SUP, de la CEP y de la UFP, en una concentración que ha tenido lugar ante la Comisaría de Vigo, en la que han participado más de 100 agentes de Policía, para condenar las agresiones sufridas por sus compañeros en Madrid, y la "desprotección" que sufrieron al no poder contar con refuerzos (pese a que había grupos preparados para intervenir) ni con ciertos medios antidisturbios.

El portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Víctor Vasco, ha advertido de que es cada vez más "habitual" que estos grupos violentos se infiltren en actos convocados con ánimo pacífico, por lo que ha exigido que se pueda hacer uso de los recursos humanos y técnicos al servicio de la seguridad de los ciudadanos y de los propios agentes.

Vasco, quien ha recordado que "más de 60" policías resultaron heridos el sábado, ha exigido "responsabilidades policiales y políticas" porque los agentes de la UIP que integraban el dispositivo quedaron "desprotegidos" y los mandos "no permitieron los refuerzos" ni el uso de ciertas medidas antidisturbios.

"También queremos que se investigue si los mandos policiales actuaron así por presiones políticas, porque estamos hablando de heridos, pero pudo haber muertos", ha recalcado, al tiempo que ha recordado que la Policía fue atacada con piedras, armas blancas, barras de hierro, etc.

El representante de la Confederación Española de Policía (CEP), Santiago Herrera, ha recordado que también en Galicia se han vivido episodios "graves" en que los agentes han estado "acorralados", como en una protesta estudiantil ante la sede de la Xunta, o en otra de marineros del cerco.

Herrera ha subrayado que los agentes de Policía están "a favor" de la gente que se manifiesta de forma pacífica porque "también son ciudadanos" y entienden sus demandas. "Pero se les cuelan estas personas que parece que están fuera de la ley, y nosotros quedamos indefensos", ha añadido.

El portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), Agustín Vigo, ha recordado que, tras las detenciones en Madrid, "solo una persona ingresó en prisión", algo que "ha dolido mucho" a la Policía. "Ha habido una tentativa de homicidio, es algo muy grave, ¿qué tiene que pasar para que los jueces actúen?", ha preguntado, y ha advertido de que "no se puede tener esta actitud tan laxa".

"Nosotros vamos a las manifestaciones a proteger a la gente, no a montar jaleo. Hay medios y había grupos para intervenir (en Madrid), pero lo que también hubo fue mucho miedo a dar las órdenes", ha indicado Vigo, quien ha recalcado que esos agentes "son los mismos que colaboraron en Angrois".

Por otra parte, una veintena de agentes policiales se han concentrado por el mismo motivo en la entrada principal de la Comisaría de Ourense, convocados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP). Su portavoz, Roberto González, ha expresado la "solidaridad, apoyo y reconcimiento" a los funcionarios de la UIP, sobe todo a los heridos "por su labor abnegada, ingrata y tan necesaria para garantizar nuestra democracia".

El portavoz de la Unión Federal de Policías, Enrique Camoeiras, ha relatado que tras una manifestación que fue un "éxito" en Madrid y "discurrió por derroteros pacíficos", un grupo de "radicales gallegos y vascos y una facción de los disturbios del barrio burgalés de Gamonal atacaron y lo más incomprensible es que habiendo los medios que había no se hubiese atajado"

En Lugo, los sindicatos policiales con representación en la comisaría (SUP, UFP, CEP y SP) han emitido un comunicado conjunto condenando la "violencia" con que se desarrolló la manifestación. Así, el secretario en Galicia de la Unión Federal de Policía, Miguel González, ha asegurado que "desde hace años jamás se observó tanta violencia y tantas ganas de matar a alguien".

Los sindicatos han censurado "el intento de linchamiento" de los policías, que fueron atacados con "ballestas", con "palos con puntas y adoquines", provocando unas "lesiones gravísimas". "Es imposible aguantar esta presión y estos ataques. El resto de compañeros del Cuerpo Nacional de Policía estamos a muerte con ellos", ha subrayado.

Estas organizaciones han pedido, tanto a través del comunicado como en las concentraciones, la dimisión del comisario general de Seguridad Ciudadana, así como de los jefes, el nacional y el de Madrid, de la Unidad de Intervención Policial (UIP).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es