14 de mayo de 2021, 22:07:07
Deportes

rueda de prensa previa al partido contra el Real Madrid


Klopp: "No tendremos el balón, habrá ocasiones y pondremos cojones"


El Borussia Dortmund afronta la ida de los cuartos de final de la Champions League repitiendo la actitud que eliminó el pasado ejercicio a los madrileños. Jürgen Klopp y Marco Reus analizaron la previa de un partido resbaladizo para ambos contendientes.





El vigente subcampeón de Europa desembarca en Madrid con la firme intención de mantener viva la eliminatoria e, incluso, pescar en el río revuelto merengue y asestar la primera puñalada al mandato de Carlo Ancelotti. Regresa el bloque alemán a la escena del crimen que sentenció el balance de Mourinho en la capital española con caras diferentes pero la misma identidad: velocidad, desborde, combinación vertiginosa y veneno a la contra. Sin embargo, el Borussia que dominó la Bundesliga antes de la eclosión del presente Bayern ha quedado relegado a la batalla por no ceder la plaza de acceso directo a la máxima competición continental ante Schalke o Leverkusen. Las lesiones han arrollado la estabilidad del grupo dirigido por el entrenador revelación del último lustro y en la maleta también viaja la endeblez defensiva y la ruptura de las líneas en el repliegue. Faltan en la cita del Bernabéu puntales como Gündogan, Schmelzer, Lewandowski o Blaszczykowski y secundarios eficientes como Bender y Subotic.

En este resbaladizo contexto y con el fin de analizar el futuro inmediato sobre el césped y susurrar algunas líneas argumentales de la ida de los cuartos de final, comparecieron en la sala de prensa del coliseo de la Castellana Jürgen Klopp y Marco Reus. Entrenador y estrella de un bloque virtuoso mutilado por los contratiempos.

“No soy un mago pero es verdad que estamos aquí de nuevo y hemos superado todas las contrariedades y dificultades que hemos ido tenido”, avanzó el ideólogo de este proyecto brillante para resumir la diatriba que ha constituido su trayectoria esta temporada hasta este punto señalando que “tengo muy buenos jugadores y mi tarea es hacer que sean todavía mejores pero, aunque nos han faltado jugadores lesionados nuestro estilo de juego nos ha ayudado”.

Cuestionado por los cambios que percibe en el rival de este miércoles con respecto a la competencia del pasado cruce, subrayó que “han añadido a Bale y otros jugadores que les hacen ahora más flexibles”. “Modric ha necesitado tiempo y ahora está tope, le quita trabajo a Alonso y sabemos que la conjunción de Di María y Bale y su increíble velocidad es muy importante. Ya solo por esto son mejores”, subrayó el técnico teutón.

Klopp, astuto e inteligente, no tardó en restar fiereza a sus colmillos, cómodo en la posición indetectable para el radar colectivo. “Barcelona, Madrid y Bayern son los mejores. Nosotros tenemos que seguir evolucionando porque no tenemos sus mismas posibilidades, pero el año pasado fuimos una barrera que el Madrid no pudo superar y este año volvemos a intentarlo de nuevo”.

El preparador, que cuestionó el monopolio monetario continental otorgó cierta razón a la ventaja de jugar la vuelta en Dortmund y la presión que ahoga a y obliga al Madrid a arrollar para viajar tranquilo, aseguró que “sabemos que el Madrid quiere demostrar su calidad pero tendremos que vender cara nuestra piel, luchar hasta el último minuto y, si hacemos nuestro juego y mantenemos el ánimo, tendremos oportunidades”. “Pero esto no es más que teoría. Vamos a tener que poner cojones y en estos partidos es lo que hay que tener”, resumió tras confesar, con una carcajada resonante, que es de lo poco que sabe la lengua castellana.

Puesto a analizar la evolución de sus huestes con respecto a la pasada temporada, Klopp repasó el guión: “Nosotros no tenemos Götze y sabemos que dos de los mejores del mundo no van a poder jugar con nosotros, pero estamos acostumbrado a no ser favoritos y ser un rival complicado”. “Si perdemos no será una catástrofe porque desde hace 10 años estamos viviendo nuevas experiencias, hemos hecho grandes cosas y no muchos equipos pueden mostrar una trayectoria semejante”, completó el programa humilde

Sin embargo, sabedor de lo importante del mensaje previo a la batalla, avisó que “en este tiempo hemos ganado rapidez con Aubameyang, Mhkitaryan y Reus. Nadie debería dejar espacios a estos jugadores y trataremos que aprovechar cualquier oportunidad”.

Concluyó su intervención negándose a enseñar sus cartas para este miércoles y aceptando que “si en estos años me dieran a elegir un jugador para los partidos de fuera ese sería”. Cerró su diagnóstico destacando, al final y casi en voz baja, su hoja de ruta: “Sabemos que no tendremos el balón pero los uno contra uno serán muy importantes. Es una pena no tenerle pero, desde luego, seguimos teniendo esperanzas y otras variantes”.


Reus: “Vamos a mostrar que sabemos jugar y venimos para intentar ganar”

“Hay diferencia con el año pasado (real Madrid). Han traído jugadores nuevos y quizá jueguen este año con otro sistema, aunque no creo que los cambios sean significativos y tenemos una actitud muy positiva para este miércoles”. De este modo arrancó su comparecencia el principal enemigo a contener, Marco Reus, un jugador con técnica y desequilibrio en proporciones absolutas.

Preguntado por la ausencia de Lewandowski y su nuevo rol protagonista en el Borussia, el atacante señaló que “Robert ha jugado muy bien el año pasado y ha sido muy importante y tendremos que suplir su falta, pero no tenemos una gran preocupación al respecto”. “Me encuentro muy bien como delantero porque en el pasado, en otros clubes, ya he jugado también en esta plaza y, además, no noto demasiada presión ahora. Sobre todo estoy contento de mi actuación, también en Rusia y, también, porque me he recuperado bien de mis problemas físicos”, resumió.

El puntal de la selección alemana, que viene de remontar un 0-2 en Stuttgart con un hat-trick brillante, reconoció que “el sábado jugamos muy bien e hicimos un buen partido en Bundesliga, pero este partido es muy diferente”. “Sabemos que el Madrid es muy fuerte, también individualmente, pero sabemos que tienen debilidades y tenemos que estar atentos para aprovechar las oportunidades que tendremos”, reiteró confiado.

Sobre la importancia de la experiencia de haber eliminado al Real Madrid para afrontar este evento, Reus subrayó que “hemos jugado dos veces en el Bernabéu y conocemos el ambiente. Sabemos lo que nos espera pero nosotros tenemos que jugar a nuestro fútbol”. “Vamos a mostrar que sabemos jugar y venimos para intentar ganar”, anunció con firmeza.

“Esta es una temporada y situación distintas. La experiencia no es importante porque el partido es distinto. Tenemos mejores sensaciones quizá porque sabemos que les hemos ganado ya pero es una situación muy distinta”, zanjó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es