12 de noviembre de 2019, 4:41:41
Opinion


¿Le importan a alguien las elecciones europeas?

Javier Cámara


Hay que reconocer que como estrategia es toda una novedad. No se había hecho antes. Siempre se ha dicho que la sorpresa es media batalla. El PSOE sigue sin saber a quién dirigir sus dardos y algunas encuestas ya apuntan a que el PP ganaría las elecciones europeas a pesar de que todavía no ha presentado a su candidato oficial. Rajoy lo está consiguiendo. ¿O no?

El referéndum del próximo mayo se presenta muy ajustado. Quizá el más igualado de los últimos años. El desconcierto que ha generado entre las filas socialistas la ausencia de candidato popular se puede hacer extensible también a un electorado que, entre el hastío que provoca la política de recortes del Gobierno y la desaparición de la oposición, puede decidir en masa algo tan obvio como es ignorar a la clase política y abstenerse. Además, seguro que ese domingo 25 de mayo hace buen tiempo…

El resultado es difícil de vaticinar porque, junto al alto índice de abstención que se espera, en elecciones como las europeas se aprovecha para todo tipo de experimentos y, aunque es verdad que España es un país bipartidista y cuando nos jugamos las habichuelas aquí se vota mayoritariamente PP o PSOE, opciones de castigo a los grandes como Vox o Podemos tienen su hueco. Aun así, es más que probable que UPyD e IU sean las formaciones más beneficiadas del cansancio general con la casta política.

Las elecciones europeas no tienen por qué ser fiel reflejo de lo que sucederá después en las autonómicas y municipales. Estamos viendo que los datos económicos son cada día mejores, que sube la confianza del consumidor, que se genera empleo y que hasta los bancos se abren al crédito, pero, aunque todavía estos indicadores no se reflejen en la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, sí es verdad que de aquí a que tengamos que elegir a nuestros alcaldes falta más de un año y puede hacerse patente esta prosperidad. Para las generales ésta es la gran baza del PP.

Para el PSOE, y más concretamente para Rubalcaba, estas europeas son más importantes. Necesitan demostrar que está superada la debacle de las últimas elecciones generales y que son capaces de volver a ganar al PP. En Ferraz sí ansían la victoria y su líder venderla como anticipo de lo que serán las municipales y autonómicas. Esperarse un año a ver qué resulta de esos comicios puede ser muy tarde para el secretario general de los socialistas y quién sabe si candidato a las primarias.

Y digo yo: Visto que en España se vota a los partidos, ¿realmente hace falta un candidato? ¿Tan poco le preocupan al PP estas europeas como hace ver (Rajoy dice que no está encima de eso) y tanto le inquietan al PSOE como parece? ¿Le importan a alguien las elecciones europeas?
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es