23 de noviembre de 2019, 0:15:52
Deportes

Crónica deportiva


Los Mercedes disfrutan y apagan la esperanza de Ferrari


Hamilton y Rosberg protagonizan la sonrisa de la jornada al imponerse en Baréin y afianzar el monopolio de su escudería. Alosno y Vettel siguen sin encontrar el ritmo. Además, el Madrid sigue sin perder en la ACB.


El cierre del fin de semana deportivo ofrecía como plato estrella el desenlace del Gran Premio de Baréin de Fórmula Uno. Una carrera interesante en lo que respecta a la composición final del podio, pero que respetó las expectatvas creadas por los gigantes con pies de barro en lo que va de temporada. Fernando Alonso solo consiguió mantener la novena plaza desde la que salió tras la clasificación y Vettel está, todavía, muy lejos de la lucha por la gloria. Con estos dos titanes fuera de juego Mercedes ha encontrado un filón valioso para sentenciar el Mundial lo antes posible o, si cabe, cavar una zanja de profundidad faraónica entre sus dos pilotos y el resto de aspirantes en este tottum revolutum.

Hamilton -que se llevó el premio final- y Rosberg aseguraron una pelea intensa para el goce del aficionado, con algunas maniobras de cortar la respiración. Aunque, el protagonista en este último apartado resultó ser Pastor Maldonado. El venezolano levantó por los aires el monoplaza de Gutiérrez, provocando vuelta y media de campana aérea para el anonadado mexicano. Todo quedó en un suso mayúsculo sin consecuencias. Así pues, a falta de Red Bull, Mercedes toma el rol de monopolizador y Ferrari y Alonso, para su desgracia, no mueven un ápice su papel de favorito con papel secundario, un carácter que se repite casi desde que el español llegara a Maranello. Hace cuatro años.

La resaca de la batalla por el título de la Liga BBVA ha dejado para este domingo que se vuelvan a entrelazar los intereses de aquellos que buscan una plaza para competir en el Viejo Continente la próxima temporada y aquellos que todavía conviven con el ahogamiento del descenso de categoría. En este escenario, la jornada ha deparado una amplia sonrisa y aires fresco para Málaga y Elche. Los pupilos de Schuster se permitieron, además, arrollar a un Granada que entra en la zona de urgencias con un 4-1 y los ilicitanos, por su parte, superar el fantasma del recién ascendido y tumbaron por la mínima al Getafe -que todavía se encomienda a Contra y, en su defecto, a la Virgen de los Ángeles-. Valencia y Valladolid cerraron el día con un terrible empate sin goles en Pucela que sabe a muy poco a ambos contendientes. El Sevilla afianzó la quinta plaza con una rotunda goleada ante el Espanyol. Los de Aguirre siguen en caída libre.

El balompié internacional deparó el triunfo del Liverpool con dos penaltis transformados por Gerrard en su visita al West Ham. Esta victoria permite a los "reds" recuperar el liderato de la Premier. En Italia, la Roma ganó a domicilio al Cagliari con hat-trick de Destro y sigue apretando a la Juve. El Nápoles, por su parte cayó ante el Parma de Cassano.

Por último, la ACB regresó al candelero con la 26ª victoria del Madrid, en esta ocasión ante un Cajasol peleón, el enésimo tropiezo del Barcelona que levanta las opciones del CAI Zaragoza y una nueva victoria del Valencia, que confirma su intención de concluir el año en segunda posición. Los Clippers volvieron a sonrojar a los Lakers (97-120) y los ejecutivos de la NBA ven a Pau Gasol jugando en Chicago, Cleveland o Charlotte. Oxford ganó a Cambridge en la legendaria regata.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es