19 de octubre de 2019, 21:35:47
Cultura

el escritor se recupera en su casa de una infección pulmonar


García Márquez sale del hospital


Después de ocho días hospitalizado, el escritor colombiano Gabriel García Márquez regresó hoy a su casa, en la capital mexicana, para recuperarse completamente de una infección pulmonar que desató una ola de preocupación sobre su salud.


Gabriel García Márquez se recupera ya en su casa tras sufrir una infección pulmonar que desató una ola de preocupación sobre su salud.

De 87 años, el premio Nobel de Literatura estuvo ingresado en un hospital público de esta capital desde el 31 de marzo para ser tratado por lo que desde un inicio se calificó como un "cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias".

Una ambulancia lo trasladó hacia las 16.00 horas local de hoy (21.00 GMT) desde el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán" hasta su vivienda, en el sur de esta capital, donde entró en camilla.

Agentes policiales que se encontraban a la puerta de la residencia de Gabo intentaron evitar que los periodistas tomaran imágenes del momento en el que era descendido desde la ambulancia, utilizando para ello sábanas blancas para tapar la visión.

Minutos antes, el escritor había abandonado el hospital en una ambulancia con los cristales polarizados, acompañado de un médico y de un paramédico. "Su estado es delicado de acuerdo con su edad. Convalecerá en casa", dijo una portavoz del centro médico, Jacqueline Pineda, en una de las escasas informaciones oficiales que se han dado desde que García Márquez fue hospitalizado.

De hecho, aunque ingresó en ese hospital el 31 de marzo, no se conoció el caso hasta el 3 de abril, cuando comenzaron a surgir versiones extraoficiales que finalmente fueron confirmadas por las autoridades y por familiares del autor.

Fuentes del centro médico donde fue tratado dijeron a los periodistas, a la puerta del hospital, que García Márquez tuvo una "estancia discreta". Según las mismas fuentes, ya desde el lunes se tenía planeado darle de alta hoy, al comprobar el equipo médico que lo atendía que se había recuperado, aunque iba a necesitar continuar bajo vigilancia en su vivienda.

De hecho, horas antes de que saliera del hospital se vio cómo llegaba a su casa una cama médica y un tanque de oxígeno presumiblemente destinados al lugar donde completará su recuperación el autor.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es