27 de enero de 2020, 11:13:38
Opinion


Partidos personalistas: UPyD y ahora también VOX

Javier Santiago Vélez


Cuando hablamos de UPyD hablamos de Rosa Diez, ella sólo y nadie más representa a su partido. No hay Cartel ni folleto sin su cara, ni acto en el que no aparezca. Ahora VOX se sube al carro del modelo personalista con la figura de Alejo Vidal Quadras.

Rosa Diez lleva viviendo de la política 30 años, de esa política que ahora detesta. ¿Por qué cambió de opinión? Cambió de opinión cuando vio que a través de su partido de toda la vida, el PSOE, ya no podía seguir ostentando puestos de poder y por lo tanto seguir cobrando sus enormes sueldos.
¿Esos son ideales? Sí, lo son, pero los del dinero y el poder, y no, los de las reformas y la regeneración.

Rosa tiene algunas buenas ideas (pocas), sensatas y racionales, pero su pasado y “sus ideales” hacen que no sean creíbles sus propósitos. La regeneración tiene que empezar sí, pero la primera que debería regenerarse es ella.

Siguiendo con la moda de los personalismos, aparece VOX, partido de reciente creación que quiere abanderar la regeneración política desde el lado de la derecha.

¿En quién han pensado para presidir ese “novedoso” y “reformista” proyecto político? En el desconocido y joven, Alejo Vidal Quadras.
Alejo lleva 30 años viviendo de la política, y ahora compagina su nuevo cargo como presidente de VOX con su antiguo cargo de Eurodiputado del PP. ¿Por qué no dimite? Porque sigue cobrando 9.000 euros al mes… Si tan asqueado está con la “vieja” política y con su ex partido, porque, por coherencia y lógica, no dimite y deja su cargo…

Otro ejemplo de que el dinero y el poder están por encima de los ideales. La publicidad de VOX en muchos medios de comunicación se basa en poner la cara de Alejo Vidal Quadras, varias consignas que nada pegan con el pasado de su presidente, y su web. Pero no la web del partido, sino la web personal de Alejo.

Rosa y Alejo acaban con la potencial credibilidad de UPyD y Vox respectivamente, ya que dos dinosaurios políticos de más de 30 años pocas lecciones pueden dar sobre regeneración y reformas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es