18 de noviembre de 2019, 3:01:02
Opinion


¿En qué se basa Bárcenas?



A finales de semana volvía a declarar Luis Bárcenas en la Audiencia Nacional. Lo hacía reafirmándose ante el juez Ruz de sus acusaciones anteriores, según las cuales existiría una caja B en el PP no sólo en la calle Génova, sino en las distintas agrupaciones locales. El señor Bárcenas, como cualquier ciudadano, tiene perfecto derecho a escoger la estrategia de defensa que considere más oportuna; máxime, estando en prisión.

Precisamente por eso, llama la atención la machacona insistencia del ex tesorero popular a la hora de acusar a los suyos sin -hasta la fecha- haber aportado prueba concluyente alguna. Cualquiera puede escribir lo que sea en un cuaderno, sin que por ello haya que concederle valor probatorio alguno. O hay “recibís”, o no hay nada. En todo caso, lo que sí ha podido acreditarse es que Bárcenas posee más de 50 millones de euros en Suiza, sin que haya podido justificar su procedencia.

María Dolores de Cospedal y José María Aznar presentaron sendas querellas. Nadie más lo ha hecho. De momento, su honor no ha quedado menoscabado por las acusaciones de un Bárcenas incapaz de probar casi nada de lo que dice. Y si todo sigue igual, la instrucción se cerrará tras más de cuatro interminables años de todo tipo de aseveraciones. Qui prodest?
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es