22 de noviembre de 2019, 3:32:29
Cultura

premio cervantes 2014


Wert resalta la labor de Poniatowska en el "rescate de la palabra del pueblo"


Tras la entrega por parte de Don Juan Carlos del Premio Cervantes a la escritora mexicana Elena Poniatowska, el ministro de Educación José Ignacio Wert ha destacado sobre la galardonada el "rescate de la palabra del pueblo".


El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha resaltado este miércoles el "rescate de la palabra del pueblo" que ha realizado a lo largo de su carrera Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013, una autora que estará "allí donde esté el espíritu del ideal quijotesco".

Un galardón, el más alto de las letras en castellano, que "va hoy a una escritora que eligió una lengua en la que no se crió" y a una mujer que decidió ser mexicana, ha indicado Wert en su discurso durante el acto de entrega del Premio Cervantes a Poniatowska, que presiden los Reyes en Alcalá de Henares.

Nacida en París como princesa Hélène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska Amor, se crió en el francés de su abuelo paterno y el inglés de la abuela estadounidense, ha indicado el ministro.

También ha asegurado que "ni nacer princesa le ha impedido nunca estar muy cerca de los que poco o nada tienen, ni nacer y vivir su niñez en París evitó que se sienta "más mexicana que el mole", país al que llegó con su madre y su hermana en plena guerra mundial.

Allí, ha recordado Wert, "la voz de la princesa se transforma en la voz de quienes no la tienen" y recorre México a lo largo de su fecunda carrera como periodista, convirtiéndose en la primera mujer a la que se otorgó el Premio Nacional de Periodismo de su país.

"La escritora, que ha insuflado vida literaria al testimonio de la gente común, comienza su carrera preguntando -cándida, intrigada, apasionada, o las tres cosas a la vez, según el personaje que tuviera enfrente- y desarrollando el más fino oído, el arte de escuchar", especialmente en el México "más olvidado, marginal o sufriente".

Para Wert, Elena Poniatowska es una "narradora singular en muchos sentidos" y una novelista "capaz de hacer ficción de la realidad más cruda y de hacer realidad la ficción más inverosímil". Además de biógrafa, poeta, autora teatral, traductora, conferenciante, es "maestra de escritores e infatigable activista".

El Premio Cervantes, ha agregado, honra así a una autora que recorre el camino de la realidad y la ficción": "Allí donde esté el espíritu del ideal quijotesco estará Elena Poniatowska. Para consignarlo, para retratarlo, para entrevistarlo, para convertirlo en novela".

Con este galardón se reconoce "el espíritu cervantino del idealismo, el profundo y amoroso conocimiento de la realidad del tiempo que le tocó vivir, la oralidad que se hace poesía, el loco quijotismo con el que se enfrenta a lo cotidiano y lo eleva a rango de arte", ha recalcado Wert.

"Elena Poniatowska, nacida princesa en Francia, mexicana por convicción, combatiente de la libertad y de la igualdad en la tierra que tomó por propia y a través de la lengua que también adoptó por libre elección, hoy, porque así lo han querido sus pares, el Premio Cervantes la reconoce -como hizo en su día con María Zambrano, Dulce María Loynaz y Ana María Matute- como reina de las letras españolas", ha recalcado el ministro.

Wert también ha dedicado en su intervención un "agradecido tributo" al recientemente fallecido Gabriel García Márquez, autor de algunas de "las más inolvidables páginas" de la literatura del siglo XX y al que ha considerado muy cercano a la escritora galardonada. Pero, ha dicho Wert, "un escritor no muere hasta que lo hace el último de sus lectores, y harán falta muchos más de 'cien años de soledad' para que eso suceda con García Márquez".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es