22 de noviembre de 2019, 11:20:11
Opinion


Aznar no se anda con bromas y Cañete le da la razón



El prescindir de la participación de Aznar ante la campaña de las elecciones europeas ha supuesto todo un “boomerang” para Rajoy y el propio Arias Cañete. Cuando el ex presidente del Gobierno, con su ironía socarrona, declaró que él no iba si no le invitaban se encendió una polémica que hizo rectificar al partido del Gobierno y este mismo lunes, el presidente, presionado y abochornado, aducía que la agenda no estaba todavía cerrada; de ahí, que no se le hubiera comunicado que contaban con él.

Doble error, pues Rajoy no deseaba que Aznar participara, como sabe todo el mundo, pero ante la embestida de Aznar se ha visto obligado a recular. Tarde y mal.

El propio Arias Cañete reconocía que la comunicación en el PP siempre falla y que a él le hubiera gustado contar con la presencia de Aznar. De hecho, el candidato del PP y el ex presidente del Gobierno tienen una buena sintonía. Lo que no ocurre con Rajoy, que tiene más miedo a Aznar que al PSOE, pues cuando habla suele sacarle los colores. Eso sí, sin nombrarle siquiera.

Al final, Aznar ha aceptado la invitación del ex ministro de Agricultura, que no de Rajoy, y pese a producirse “demasiado tarde” le acompañará en un mitin. El ex presidente no se anda con bromas. Y Arias Cañete, al final, contará con uno de sus mejores aliados y uno de los mejores ganchos del PP ante su militancia y sus votantes. De nuevo, el partido se ha equivocado por culpa de las indecisiones de Rajoy.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es