6 de diciembre de 2019, 15:14:19
Nacional

decenas de simpatizantes homenajean a los terroristas en plena calle


Nueva provocación de los etarras: Se suceden las bienvenidas a terroristas excarcelados y huidos que regresan


El goteo de presos que están saliendo de prisión en los últimos meses y la autorización de ETA de permitir el regreso a sus militantes huidos sin causas pendientes está dando lugar en las últimas semanas a una sucesión de actos de bienvenida, los denominados 'ongi etorri', en los que decenas de simpatizantes proetarras homenajean a estos terroristas en plena calle con aurreskus, música de txalaparta, aplausos, flores, pancartas y discursos.


Según informan a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, estos homenajes son constantes y esta es la puesta en escena habitual de todo el que regresa a su pueblo tras años de condena o lo que ellos denominan exilio. En su mayoría, los homenajes tienen una organización homogénea y en el caso de los huidos llevan la marca de una de las últimas plataformas impulsadas por la izquierda abertzale 'Herria dugu arnas' (el pueblo respira).

Con página web propia y presencia en las redes sociales, este colectivo se encarga de difundir convocatorias o dar publicidad a los actos realizados mediante la publicación de fotos o imágenes. En ocasiones también se ha sumado Ernai, considerado como las juventudes oficiosas de Sortu y sucesora de la autodisuelta Segi en el nuevo escenario de ausencia de violencia.

El último 'ongi etorri' tuvo lugar a las 20 horas del lunes en las inmediaciones de la herriko taberna Kirruli, situada en el barrio bilbaíno de Indauchu. Allí esperaba un grupo de simpatizantes al etarra Josu Amantes Arnaiz, puesto en libertad en Galicia unas horas antes por la aplicación de la sentencia de Estrasburgo que derogó la doctrina Parot. El lema era 'Bat Gutxiago' (uno menos) y en las pancartas se podía leer el alias del terrorista de su época en activo como pistolero: 'Txirlas'. Ha pasado 22 años en prisión.

Homenaje a dos etarras que regresaron de Cuba
Otro ejemplo es el homenaje que brindaron cerca de 60 personas el pasado domingo en las inmediaciones de la herriko taberna de Santurce al etarra José María Arcocha Azcona, huido de las fuerzas de seguridad durante años, muchos de los cuales los pasó en Cuba, según han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Azcona apareció acompañado de la también etarra Lourdes Mendinueta a la que conoció durante su etapa en la clandestinidad.

La cita del 'ongi etorri' era a las 14.00 horas en el citado establecimiento, situado en el número 23 de la calle Jenaro Oraa, haciendo esquina con la calle Pagazaurtundua. Hasta allí se desplazó un nutrido grupo de simpatizantes, que recibieron al terrorista con aplausos y música de txalaparta (instrumento tradicional vasco). La Delegación del Gobierno en el País Vasco ya ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y del Fiscal Superior del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) la celebración de los 'ongi etorri' de Amantes y Arcocha.

"Después de más de 30 años están de nuevo entre su familia y sus amigos", celebró micrófono en mano y en plena calle uno de los organizadores del acto, quien ya anunció un nuevo homenaje próximo tras hacerle entrega a Arcocha de un pañuelo morado. "Tienes una cita el mes que viene, nuestro vecino Gaizka, tienes la obligación de venir y pasarle este testigo que significa la libertad de vecinos y vecinas que han dado lo mejor de sus vidas por este pueblo", le dijo al etarra.

Arcocha tomó también la palabra: "Queremos agradecer el apoyo dado todos estos años al pueblo de Santurce y con este acto de bienvenida quisiéramos rendir homenaje a la gente que no puede estar aquí, que por las medidas de excepción tiene que estar en las cárceles, el exilio o la deportación. Queremos trasladar el mensaje de que hay que traerlos a todos y entre todos haremos el gran homenaje que se merece Euskal Herria". Las decenas de presentes respondieron al grito de "Jo ta ke irabazi arte", expresión tradicional del entorno etarra que llama a luchar hasta vencer.

Su casa, propiedad de su ex mujer
Tras los parlamentos, todos entraron en la herriko taberna donde el terrorista retiró su foto de la pared. Estaba colocada junto a la del etarra Kepa Viles, huido en Venezuela, y la de José Ángel Urtiaga Martínez, escondido en Cuba. Arcocha Azcona, alias 'Txispas' era un objetivo habitual de las fuerzas de seguridad del Estado en la década de los 90 cuando en la dirección de la banda figuraban terroristas como José Javier Zabaleta Elósegui, 'Waldo', Francisco Múgica Garmendia 'Pakito' o Joseba Aregui Erostarbe, alias 'Fittipaldi'.

En aquella época se le situaba en Francia pero acabó huyendo a Cuba, donde pasó años en la clandestinidad hasta que un día acudió a la embajada española en La Habana para solicitar su pasaporte y volver a Europa. Tras un periodo de estancia en Francia, ha regresado a su pueblo, aunque su casa en Santurce es ahora propiedad de su ex mujer por orden del Juzgado de Primera Instancia número cinco de Baracaldo que, en enero de 2003, aceptó una demanda de divorcio de la señora contra el terrorista, en ese momento declarado en rebeldía.

Su regreso, como el de tantos otros, se produce después de que ETA haya autorizado a sus militantes huidos sin causas pendientes regresar a sus domicilios pese a que la banda había retrasado esa decisión a la espera de poder usarlos como medida de presión de cara a forzar una negociación con el Gobierno. El pasado 23 de marzo, el autodenominado 'Colectivo de Exiliados vascos' anunció en una rueda de prensa en la localidad francesa de Arrangoitze que desde ese momento ya podían regresar.

Días después una veintena de etarras cruzó la frontera disfrutando todos ellos de sus respectivos 'ongi etorri'. Pero esta situación no se ha detenido sino que se mantiene el goteo. Lejos ha quedado ya el paréntisis impuesto por los cuadros dirigentes de la izquierda abertzale, que llamó a evitar estos actos de recibimiento como medida de precaución tras la sentencia que derogó la doctrina Parot.

También el 12 de abril, también en el entorno de una herriko taberna se escuchó a un centenar de personas entonar el 'eusko gudariak', cántico habitual de los proetarras que homenajea a los militantes de la banda. En este caso fue en la plaza Arzuaga de Bilbao, a las 13.30 horas, para recibir a otros dos terroristas. Hubo flores, aurresku (baile tradicional vasco), discursos y pancarta en la que se podía leer. 'Ongi Etorri Lourdes eta Gonzalo'.

Posición del gobierno
Recientemente, el Gobierno contestó a una pregunta parlamentaria de UPyD en la que esta formación le cuestionaba acerca de las "medidas que ha tomado el Gobierno para que los homenajes a etarras excarcelados no se produjesen". El Ejecutivo explicó que "la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante posibles actos que pudieran considerarse contrarios al ordenamiento jurídico vigente se lleva a cabo de conformidad con las competencias materiales y territoriales que les corresponden".

Añadía que estas actuaciones se concretan "en el análisis y puesta en conocimiento de tales hechos a las autoridades judiciales y fiscales, por si pudieran ser constitutivos de conductas previstas en la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, o en el artículo 578 del Código Penal, que castiga con penas de hasta 2 años de prisión los actos de enaltecimiento y justificación del terrorismo por medios de expresión o difusión pública".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es