15 de agosto de 2020, 10:06:06
Opinión


DEL REY A ROCA

Luis María ANSON


Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Javier Solana, Joaquín Almunia, Eduardo Zaplana, José Bono, Durán Lleida, Jorge de Esteban y cuatro catedráticos más de derecho internacional se perfilan como ponentes de la futura reforma constitucional. Ah, y Miguel Roca. A última hora, quien podía hacerlo ha apoyado la incorporación de Miguel Roca al equipo reformador, todo ello suponiendo que las negociaciones Rajoy-Rubalcaba progresen. Por el momento, Rajoy insiste en que se mantenga la tranquilidad y que basta aplicar el artículo 155 de la Constitución para agostar el órdago secesionista lanzado por Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas.

El Rey dijo claramente en su discurso de Navidad que resultaba imprescindible “actualizar los acuerdos de convivencia” y subrayó “la necesidad de una gran tarea de regeneración y modernización para mejorar la calidad de nuestra democracia”.

Don Juan Carlos puede arbitrar y moderar pero no puede poner en marcha la iniciativa. Debe ser obligadamente el presidente del Gobierno quien pida al Monarca que convoque en Zarzuela a los nombres antes citados para iniciar formalmente los trámites de la reforma constitucional que debe discutirse y aprobarse en la ponencia reformadora para ser sometida luego al pleno del Congreso de los Diputados y del Senado. Si a ese acuerdo se llega en el año 2015, de las elecciones generales ya previstas saldrá un nuevo Congreso y un nuevo Senado que deberán respaldar por dos tercios la reforma aprobada también por dos tercios en la legislatura anterior. Y a continuación referéndum nacional en el que los catalanes ejercerán su derecho a decidir junto al resto de los españoles.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es