23 de septiembre de 2019, 15:11:03
Opinion


EL BIPARTIDISMO ESTÁ HERIDO, NO MUERTO

Luis María ANSON


Si Izquierda Unida se hubiera encaramado en un resultado similar al obtenido por Le Pen en Francia, sí se podría hablar del fallecimiento del bipartidismo en España. No ha sido así. Tanto el Partido Popular como el PSOE han sufrido un considerable revés pero continúan siendo, y con mucha diferencia, las dos principales fuerzas políticas españolas.

A la derecha del PP, no hay opciones relevantes. El partido de Rajoy llegará a las elecciones generales, lógicamente, representando al centro-derecha. A la izquierda del PSOE, sí existen un par de agrupaciones al menos que le pueden inquietar. Los socialistas deben reconducir su partido si no quieren verle seriamente cuarteado. Hay quienes creen que debe virar a babor. Hay quienes piensan todo lo contrario, que debe recuperar el centro-izquierda porque el ultraizquierdismo es pasajero y está en función de una crisis económica feroz y prolongada.

En todo caso, el bipartidismo está herido, no muerto. El voluntarismo de determinadas instancias políticas y de algunos comentaristas y tertulianos crea ahora en los medios de comunicación un clima que no responde a la realidad. Dar por muerto al bipartidismo en España es un ejercicio de especulación voluntarista.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es