26 de septiembre de 2021, 15:50:05
Sociedad

CONTRA EL RELATIVISMO


Cañizares critica el "progresismo" que quiere acabar con la tradición



Durante la homilía de la misa pontifical que presidió con motivo de la festividad de San Ildefonso, patrón de Toledo, aseguró que sin tradición "no hay identidad, no podemos ser lo que somos y así no podemos edificar". El arzobispo dijo que vivimos tiempos difíciles como en los que San Ildefonso desarrolló su ministerio, "tiempos con costumbres que se iban degradando y fe sacudida por desviaciones".

Cañizares afirmó que el magisterio del santo toledano apela a "la tradición, a los felices doctores, a Pedro, a Mateo, a Isaías y a Moisés". Para el cardenal, sólo sobre la tradición se puede edificar, y "sólo sobre la memoria, esperanza y apuesta de futuro se puede llevar a cabo la renovación de la Humanidad".

Dictadura del "relativismo"

Cargó contra las ideologías que pretenden, basándose en un "falso progresismo, arrancar nuestra tradición", tildando a quienes la defienden como conservadores. Alertó sobre la "dictadura" del relativismo, y quienes van al "retortero por cualquier viento de doctrina, de ideología, por cualquier moda de pensamiento".

Dijo que el relativismo es un "verdadero cáncer, una carcoma que está como mordiendo por dentro a la cultura y al mundo actual". Cañizares afirmó que el mundo necesita de sacerdotes que prediquen la verdad como lo hizo San Ildefonso, aunque "no siempre se reciba".

Ensalzó la figura del patrón de Toledo, quien, dijo, sobresalió en la defensa de la virginal pureza de María, sobre la que fue autor de un importante tratado. Recordó que hace un año la misa pontifical en honor de San Ildefonso abría la celebración del décimo cuarto centenario del nacimiento del santo toledano.

Habló con emoción de la "visita" de las reliquias de este santo, que volvían a Toledo desde la Iglesia de San Pedro en Zamora después de 1.200 años. Durante la homilía también alabó a Juan Pablo II, "el papa de los derechos humanos" y quien más ha apostado por el hombre, a quien llamó erróneamente "San Juan Pablo II", pero se corrigió diciendo que pronto "lo veremos en los altares".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es