28 de febrero de 2020, 15:51:51
Sociedad

llega este miércoles


Ban Ki Moon viajará a Birmania para intentar acelerar la distribución de ayuda a los afectados



La visita de Ban a Birmania comenzará el próximo 21 de mayo y durará tres días, según anunció la portavoz del máximo responsable de la ONU, Michele Montas, mediante un comunicado de prensa.

Con ese viaje, que coincide con el que este lunes ha emprendido el subsecretario general para Asuntos Humanitarios, John Holmes, Ban intentará "acelerar los esfuerzos en la asistencia humanitaria" en el país asiático tras el paso, el pasado 2 de mayo, del tifón Nargis que ha causado más de 100.000 muertos y 2,5 millones de desplazados.

Para las autoridades birmanas son alrededor de 78.000 los muertos a causa del ciclón y 56.000 los desaparecidos.

Ban "visitará las áreas más afectadas por el ciclón, en especial la zona del delta de Irrawaddy, al sur del país, así como Rangún", señala el comunicado. Además, el máximo responsable de la ONU, se reunirá con representantes del Gobierno de Birmania (Myanmar), señaló la portavoz, que también subrayó que Naciones Unidas está preparada para trabajar con las autoridades birmanas para "intentar mejorar la rapidez y la distribución de la ayuda".

Montas, sin embargo, no precisó quienes serán las autoridades birmanas con las que se reunirá Ban, quien en las dos semanas desde que el ciclón golpeó el sur de ese país asiático ha llamado por teléfono, sin éxito, al presidente de la Junta Militar birmana, el general Than Shwe, que tampoco le ha respondido a las cartas enviadas desde Naciones Unidas.

"El propósito de este viaje es acelerar la entrega de ayuda", señaló Montas en el comunicado, al tiempo que indicó que Ban espera que "su presencia pueda contribuir a acelerar las cosas".

Asimismo indicó que aunque la situación en la región sigue siendo sombría, "no es demasiado tarde para intentar que más gente se salve".

Ban y Holmes, al igual que algunos de los miembros del Consejo de Seguridad, han criticado con dureza la manera en que la Junta Militar birmana, en el poder desde hace varias décadas, ha gestionado la ayuda a sus propios conciudadanos, ya que no ha permitido la entrada de trabajadores internacionales y se sospecha de que podría haber una mala gestión de la asistencia internacional que llega con cuentagotas.

Holmes llegó el lunes a Birmania para realizar una evaluación de las necesidades de asistencia, señaló Montas, que también indica en el comunicado que "la coordinación de la ayuda sobre el terreno va mejor de lo previsto".

Según la portavoz, el responsable de la Asistencia Humanitaria de Naciones Unidas se reunirá con Ban en Bangkok para hacerle un informe de la situación antes de que el secretario general se desplace a Myanmar.

Personal de Naciones Unidas trabaja en el país asiático junto a los equipos de emergencia de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Ban, dijo Montas, tiene también previsto reunirse con representantes de ASEAN de cara a la coordinación de una conferencia internacional de donantes en favor de los birmanos afectados.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, dos de sus miembros permanentes como Francia y el Reino Unido, han calificado de "inaceptable" el comportamiento de la Junta Militar birmana, a la que consideran responsable de estar negando ayuda a personas en necesidad.

El embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Ripert, afirmó el pasado viernes que la situación es "totalmente inaceptable" y subrayó que para su país "se está pasando de una situación de negación de ayuda a personas necesitadas o en peligro, a otra que puede llevar a un verdadero crimen contra la humanidad".

Agregó que Francia seguirá invocando ante el Consejo de Seguridad el concepto sobre la "responsabilidad de proteger" que la ONU adoptó en 2005 y que permite a la comunidad internacional actuar en casos de que los gobiernos no eviten genocidios, limpiezas étnicas o crímenes de lesa humanidad.

Francia, con el respaldo de Reino Unido y EEUU, ha presionado al Consejo para que adopte una postura firme ante Birmania, pero China, Vietnam y otros miembros del órgano se resisten a inmiscuirse en lo que consideran un problema interno
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es