25 de enero de 2020, 19:32:39
Nacional

PADRES DE 116 CENTROS EDUCATIVOS


Más peticiones de una educación bilingüe en Cataluña

EL IMPARCIAL

Según Convivencia Cívica Catalana.


Convivencia Cívica Catalana constata en este curso 2014/2015 un aumento considerable del interés de los padres catalanes por una educación bilingüe. Hasta la fecha padres de 116 centros educativos situados en 53 localidades de Cataluña ya han solicitado enseñanza bilingüe a la Consejería catalana de Educación en el marco de la campaña en defensa del bilingüismo en la escuela que lleva a cabo Convivencia Cívica Catalana para el presente año escolar.

Las solicitudes corresponden a alumnos que cursan sus estudios en localidades distribuidas por toda la geografía de Cataluña, entre las que destacan Barcelona, Gerona, Lérida, Tarragona, Alpicat, Balaguer, Calafell, Castelldefels, Cerdañola, Cornellá de Llobregat, Cunit, El Masnou, Granollers, Hospitalet de Llobregat, Igualada, Mataró, Mollet del Vallés, Montcada, Montornés, Reus, Ripollet, Rosas, Rubí, S. Adrián del Besós, S. Cugat del Vallés, S. Joan Despí, Sabadell, Salou, S. Quirze del Vallés, Sitges, Tortosa, Viladecans, Vilafranca, Vilanova la Geltrú y Vilaseca.

Los padres solicitan en su petición a la administración una educación bilingüe en que se utilicen de forma equitativa las dos lenguas oficiales en lugar de la actual inmersión monolingüe. De forma paralela a la presentación de solicitudes a la Consejería, se ha presentado también ante el Ministerio de Educación en Madrid una primera entrega de 80 solicitudes de familias catalanas para acogerse a la LOMCE. A partir de ahora y de forma semanal se irán presentando más solicitudes ante el Ministerio, estando para la próxima semana prevista una entrega de otras 30 solicitudes de familias catalanas para acogerse a la LOMCE.

La entidad considera que en los próximos meses el número de solicitudes de enseñanza bilingüe seguirá en progresión ascendente en Cataluña. Valoramos como una buena señal que cada vez más ciudadanos en Cataluña pierdan el miedo a la presión social que ejerce el nacionalismo, reclamando algo lógico: que a una sociedad bilingüe le corresponde por sentido común y por respeto a todos una escuela bilingüe. La entidad considera asimismo que la inmersión monolingüe, impuesta por el gobierno autonómico por motivos políticos es un ataque a la cohesión social ya que excluye y aparta de las escuelas a la lengua de la mitad de la sociedad.

Convivencia Cívica Catalana apela una vez más al gobierno catalán a abandonar su modelo de inmersión monolingüe para sustituirlo por un sistema bilingüe, que respete los derechos de los padres y la realidad bilingüe de nuestra sociedad.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es