18 de enero de 2021, 15:34:26
Mundo

Oriente Medio


Irán fomenta la carrera nuclear en los Estados árabes



Desde que Irán desafió a las Naciones Unidas llevando adelante su programa de enriquecimiento de uranio, trece países de la región se han embarcado en proyectos de desarrollo de energía nuclear, señala el IISS.

Aunque se trata por el momento de proyectos de tipo civil que respetan las salvaguardas internacionales del Organismo Internacional de la Energía Atómica, su objetivo a largo plazo es contrarrestar el programa iraní y poder dotarse, llegado el caso, de un sistema de protección nuclear que podría incluir armas de ese tipo.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos considera que bajo la presidencia de Mahmud Ahmadineyad, Irán quiere tener la capacidad de fabricar armas nucleares.

El desarrollo por parte de Irán de "tecnología nuclear de doble uso" es el "factor político sobresaliente" que está impulsando a los países árabes vecinos a seguir la misma ruta, afirma John Chipman, director ejecutivo del IISS.

"Si no se logra detener el programa nuclear de Teherán, hay motivos para temer que pueda con el tiempo desencadenar una cascada de proliferación entre sus vecinos. Para algunos Estados, como Arabia Saudí, el arma nuclear iraní podría presentar una amenaza directa", opina Chipman.

Pero el IISS cree que Egipto, que posee una sólida base en materia de tecnología nuclear, podría ser el primer país árabe en fabricar la bomba.

Israel, que se dotó del arma nuclear hace cuarenta años aunque no ha anunciado nunca oficialmente disponer de una fuerza de disuasión de ese tipo, tendría que revisar también su propia posición en vista de la amenaza de Ahmadineyad de borrarlo del mapa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es