20 de enero de 2020, 19:34:25
Opinion


Cifras

Miguel Ors


Dinero. La vida, egoístamente, avariciosamente, es dinero y amor o amor y dinero. Según.

Cristiano Ronaldo, hoy, ahora mismo, es el jugador más codiciado y cotizado del mundo. Ya el otro día hablé aquí de él. Pero hay que volver a hacerlo. Ramón Calderón necesita a Cristiano Ronaldo como refuerzo y como cortina de humo.

- Más como cortina de humo - me precisa un directivo del Real Madrid disconforme con el fichaje del luso por su desmesurado e "ilógico" coste.

¿Cómo cortina de humo? Pues sí. Ramón Calderón está en entredicho. La masa social blanca no ha olvidado,"ni olvidará fácilmente", se me
recalca, que llevó al Real Madrid a los tribunales y ha tratado además de confeccionar unos estatutos a su absoluta medida y coveniencia.

-No ama al Real Madrid, ama el poder que le da el Real Madrid.

¿Verdad o no? Más verdad que lo contrario. La frase, con la deliciosa sinceridad del cinismo, la acuñó Ramón Mendoza hace muchos años: "Ser presidente del Real Madrid es más importante que ser ministro".

El cinismo no es un dandismo intelectual. A veces es una manera inteligente de decir verdades enojosas.

Cristiano Ronaldo, suponiendo que las cifras que se barajan sean ciertas, es un coste-disparate. Hay gente en la junta directiva de Ramón
Calderón que considera que pagar por él, al Manchester United, setenta u ochenta millones de euros es poco menos que una locura. Pues a esa cifra, como tremendo sumando, habría que agregar la del contrato con el jugador, que sería, hipergaláctica: entre 200.000 ó 230.000 euros a la semana. "Del Real Madrid, al cielo", podría decir Ronaldo si, en efecto, pudiera llegar a vestir la camiseta blanca.

-¿Cabe, es posible, que el Real Madrid mute en realidad la locura de meter en el vestuario la "bomba" Cristiano Ronaldo.

Me responden:

-A Calderón, como cortina de humo, como coartada, le vendría de perlas australianas.

No obstante, ya dije aquí, recientemente, que Cristiano Ronaldo es la joya del Manchester United y que éste, o sea Sir Alex Ferguson, ha dicho: "Esta joya es nuestra y no hay dinero para comprarla".




El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es