7 de diciembre de 2019, 13:52:54
Sociedad

EL ESPACIO FUNDACIÓN TELEFÓNICA LE DEDICA UNA EXPOSICIÓN


Doña Angelita, la inventora de la Enciclopedia Mecánica

EL IMPARCIAL

El Espacio Fundación Telefónica le dedica una exposición.


El Espacio Fundación Telefónica dedica una exposición a Ángela Ruiz Robles-Dña. Angelita, maestra gallega que fue entre 1920 y 1960 "una adelantada a su tiempo que, movida por su creatividad y pasión por el trabajo, dedicó parte de su vida a mejorar la enseñanza de los más pequeños a través de una serie de publicaciones didácticas y varios inventos tecnológicos de gran originalidad".

Ruiz Robles llegó a ser una activa inventora con varias patentes, destacando entre ellas la Enciclopedia Mecánica, considerada en la actualidad como precursora del libro electrónico. Un dispositivo que pretendía renovar los obsoletos métodos pedagógicos de la época -basados en la memoria- para que los alumnos pudieran aprender de una manera más activa, individualizada y lógica.

La propia Dña. Angelita indicó que su interés por inventar empezó en 1916. "Su inquietud por la educación y la pedagogía y su afán por facilitar el aprendizaje se reflejan en sus numerosos escritos y, desde luego, en sus inventos", explica el Espacio Fundación Telefónica.

Escribió y editó 16 libros, todos dedicados a la educación, a su aspiración incansable de hacer de la enseñanza un proceso "más humanizado, dinámico y comprensible". Igualmente, sus inventos están orientados hacia la mejora de los métodos pedagógicos: un nuevo sistema de taquigrafía junto con una máquina taquimecanográfica; el Atlas Gramatical (admitido por la RAE) y, sobre todo, la Enciclopedia Mecánica.

Hasta 1975, año de su muerte, Dña. Angelita mantuvo al corriente el pago de la patente del libro mecánico conseguida en 1962, muestra de su férreo convencimiento de que otra manera de educar y aprender era posible.

Dentro de esta idea de libros electrónicos se enmarca el proyecto más ambicioso de Dña. Angelita, la Enciclopedia Mecánica: "Un dispositivo en el que se incluirían todas las asignaturas y materias. Se abriría como un libro tradicional, en la parte izquierda se colocarían abecedarios automáticos que permitirían formar palabras, frases… en la parte derecha las asignaturas presentadas en bobinas intercambiables e independientes. Pequeño, construido con materiales ligeros y un maletín que permitiría al alumno llevarlo a la escuela junto con las bobinas necesarias para las asignaturas de todo el día… Incluiría también luz, tintas luminiscentes, cristal de aumento para leer las materias… Interactiva, accesible, práctica y lógica, la Enciclopedia Mecánica podría ayudar hasta los niños más rezagados".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es