18 de octubre de 2019, 8:01:13
Cultura

SE INVIRTIERON 27 MILLONES DE EUROS EN EL PROYECTO


El Museo de Bellas Artes de Asturias reabre tras ocho años de reformas

Efe

Alberga obras de Sorolla, Picasso, Dalí, Miró, Barceló, Tapies o Gargallo, entre otros autores.


La zona de ampliación, a la que se accede desde la plaza de la catedral, alberga obras de Sorolla, Picasso, Dalí, Miró, Barceló, Tapies o Gargallo, así como de artistas asturianos de la talla de Piñole o Aurelio Suárez.

El nuevo edificio fue inaugurado este lunes de forma oficial por el presidente del Principado, Javier Fernández, con un recorrido al que no asistió ningún representante del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo, en manos del PP y crítico con el retraso en la puesta en marcha de este equipamiento cultural.

El edificio debe su diseño al arquitecto navarro Patxi Mangado Beloki, vencedor del concurso de proyectos convocado en 2006, y ha sido ejecutado por la empresa pública SEDES con fondos del Principado -nueve millones ha invertido esta legislatura para concluir las obras- y comunitarios.

El total de superficie construida supera los 5.000 metros cuadrados, mientras que la superficie expositiva incorporada llega a los 1.484 metros, con los que se dobla prácticamente la existente actualmente .

Esta ampliación se ha realizado sobre los solares que ocupaban cinco edificios del casco viejo colindantes al Palacio de Velarde, que mantendrá su acceso, si bien cerrará sus puertas a partir del 14 de abril para proceder a reordenar sus obras.

El Museo de Bellas Artes, que dirige desde 2013 Alfonso Palacio, se inauguró el 19 de mayo de 1980, y sus fondos están integrados por casi 15.000 piezas de los siglos XIV al XXI.

En la nueva zona se ha instalado sólo una selección de las colecciones de arte contemporáneo de los siglos XX y XXI del museo, un total de 208 obras que se suman a las 400 de la exposición permanente que hay en el viejo edificio.

En la planta baja, junto al "hall" de entrada y los restos de la época romana hallados durante las obras, se sitúa la pintura y escultura española de comienzos del pasado siglo, mientras que la primera planta está dedicada al postimpresionismo y arte nuevo de vanguardia, y la segunda, a las últimas manifestaciones del arte.

Para la consejera de Cultura, Ana González, la ampliación del museo va a permitir incrementar al menos un 30 por ciento el número de visitantes a la quinta pinacoteca del país, que actualmente ronda los 60.000 al año.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es