23 de julio de 2019, 4:39:33
Sociedad

CRÓNICA RELIGIOSA


Crónica religiosa: Francisco convoca el Jubileo de la Misericordia

Rafael Ortega

Para el próximo 8 de diciembre. Por R. Ortega


El Papa ha convocado, para el próximo 8 de diciembre, el Jubileo Extraordinario de la Misericordia al entregar, este sábado en la Basílica de San Pedro, la Bula “Misericordiaevultus”, a los cuatro cardenales arciprestes y titulares de las Basílicas romanas: Angelo Comastri, de San Pedro en el Vaticano, Agostino Vallini, de San Juan de Letrán, James Michael Harvey, de San Pablo Extramuros, y Santos Abril y Castelló, de Santa María la Mayor.

Monseñor Leornardo Sapienza, Protonotario Apostólico, leyó parte del documento oficial de la Convocatoria del Año Santo en una ceremonia con la que se dio inicio a las Primeras Vísperas del Domingo de la Divina Misericordia. Un documento muy importante en el que FRANCISCO ha recogido, entre otras cosas, que “este Año Santo será celebrado en Roma así como en las Iglesias particulares como signo visible de la comunión de toda la Iglesia” y que ha escogido la fecha del 8 de diciembre por su gran significado en la historia reciente de la Iglesia: “abriré la Puerta Santa en el quincuagésimo aniversario de la conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II porque La Iglesia siente la necesidad de mantener vivo este evento”.

El Papa nos dice también en el documento que “la misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes; nada en su anuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo. La Iglesia vive un deseo inagotable de brindar misericordia”.

Y como no, FRANCISCO nos pide en la convocatoria de este Año de la Misericordia que “esta llegue también a todas las personas promotoras o cómplices de corrupción. Esta llaga putrefacta de la sociedad es un grave pecado que gritahacia elcielo pues mina desde sus fundamentos la vida personal y social. La corrupción impide mirar el futuro con esperanza porque con su prepotencia y avidez destruye los proyectos de los débiles y oprimea los más pobres. Es un mal que se anida en gestos cotidianos para expandirse luego en escándalos públicos”.

El Año jubilar se concluirá en la solemnidad litúrgica de Jesucristo Rey del Universo, el 20 de noviembre de 2016. En ese día, el Papa cerrará la Puerta Santa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es