23 de octubre de 2019, 14:46:00
Economía

EL MINISTRO SE PERFILA COMO PRESIDENTE DEL EUROGRUPO


Guindos, de estrangulado a estrangulador en el Eurogrupo

Daniel Villagrasa

El ministro de Economía se perfila como presidente del cónclave. Por D.V.


La fotografía de un presidente del Eurogrupo anterior, Jean Claude Juncker, estrangulado en broma a De Guindos en 2012 dio la vuelta al mundo, ya que España se encontraba en una situación difícil en los mercados secundarios de deuda con la prima de riesgo al alza y la credibilidad seriamente dañada. Ese mismo año, el ministro de Economía español quedó el último en el ranking de ministros económicos europeos que elabora Financial Times, por detrás del húngaro Gyorgy Matolcsy y el griego Yannis Stournaras.

Pero las tornas han cambiado. Ahora, España paga menos que nunca por colocar su deuda y la prima de riesgo se mantiene en el entorno delos cien puntos. Jean Claude Juncker preside la Comisión Europea y el ministro de Economía español suena para presidir el cónclave de ministros de Finanzas del euro.

Para Alemania, De Guindos es el vivo ejemplo de que sí se puede, de que la austeridad no es una receta nórdica de la Europa protestante que no puede trasplantarse a los países del sur. El consenso de los analistas es que la economía española crecerá un 2,6% este año y otro 2,6% adicional el siguiente tras los tijeretazos al sector público. Música para los oídos de Angela Merkel, cuyas recetas han naufragado en otros países como Grecia.

Es por ello que Alemania ya ha manifestado su apoyo al ministro español frente a su principal rival, el actual presidente del Eurogrupo, Jeroem Dijsselbloem, que, si bien queda alejado del Gobierno democristiano de Angela Merkel por su adscripción laborista, sí queda en el área de acción e influencia germana en su condición de holandés.

“Hay posibilidades” de presidir el Eurogrupo ha concedido el ministro, aunque ha remarcado que ese nombramiento sería un “reconocimiento a la política económica de España y del presidente del Gobierno”.

De hecho, la prensa internacional destacaba el duro comportamiento del ministro de Economía español en la reunión del pasado febrero con el recién llegado Yanis Varoufakis, cuyo tono fue más severo que del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, o el del propio presidente actual del Eurogrupo, Jeroem Dijselbloem, lo que desde algunos ámbitos se interpretó como una señal de que De Guindos ya se veía presidente de la reunión.

Otra de las señales que se interpretaron como el preludio de la marcha de Luis de Guindos a Europa ha sido la dimisión de Belén Romana al frente de la Sareb, un nombramiento de Guindos, o la marcha de su número dos, Fernando Jiménez Latorre, al Fondo Monetario Internacional a finales de este año.

En todo caso, Mariano Rajoy rompía su hermético silencio el pasado mes para confirmar que España luchaba por colocar a su ministro de Economía al frente del Eurogrupo para los próximos dos años y medio, el margen informal al que se limitan los mandatos de esta reunión de ministros. Precisamente, el próximo mes de mayo concluyen el plazo del actual presidente Dijsselbloem, aunque La Razón publicaba este lunes que Guindos será nombrado en junio.

Rajoy también confirmaba que su intención es que el ministro simultanee sus obligaciones en Madrid y en Bruselas. Sin embargo, puede que no sea posible, ya que ante el creciente poder de la reunión de ministros, se especula que pueda avanzar la idea de que el cargo de presidente del Eurogrupo no pueda ser compatible con representar a un país en concreto en calidad de ministro.

En tal caso, el principal candidato para ocupar la cartera de Economía es el secretario de Estado de Economía, Álvaro Nadal, al que todas las quinielas sitúan como el sustituto natural de Luis de Guindos, que necesitará las dos manos para pasar de estrangulado a estrangulador. En esta ocasión, de Varoufakis, en lo que promete ser una negociación larga y compleja. Conscientes de la que les espera, tanto Varoufakis como Guindos ya se han fotografiado entre risas. Todo apunta a que le futuro del euro estará en sus manos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es