24 de junio de 2021, 22:28:22
Nacional

DIFERENCIA ESTA REGULARIZACIÓN DE LO QUE HIZO ANTES DOS VECES EL PSOE


Sáenz de Santamaría: "El Gobierno no perdona ni delitos ni deudas"

Alberto López Marín

Justifica la amnistía en que "el problema de recaudación era descomunal". Por A.L.M.


Soraya Sáenz de Santamaría. EfeSoraya Sáenz de Santamaría ha comunicado que España ha cumplido el objetivo de déficit de 2014, fijado en el 5,8 por ciento. La vicepresidenta ha concretado que, "con los últimos datos, la cifra es del 5,68 del PIB" y asegurado que se habría tratado de un 5,48 si la justicia europea no hubiera condenado a nuestro país por el llamado 'céntimo sanitario'.

El recorte, de casi cinco puntos en dos años, apenas tiene precedentes, si bien España, según datos oficiales, tiene el segundo déficit público más abultado de Europa, sólo por detrás del rescatado Chipre.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno ha aprovechado asimismo para excusar el empleo del concepto 'amnistía fiscal' el pasado miércoles en sesión de control, que ya minutos después distintos integrantes del Ejecutivo, como Rafael Catalá, ministro de Justicia, se apresuraron en matizar.

"Nuestro problema de recaudación era descomunal"
La dirigente ha disculpado el lapsus explicando que sabe, como experta en leyes, que "amnistía es, en términos jurídicos, el olvido legal de los delitos", pero que "en dos minutos y medio" –los que se conceden al orador en una sesión de control- está para que se le "entienda"

Sáenz de Santamaría ha recordado, como ya hizo en el Congreso, que el Ejecutivo de Felipe González emprendió dos iniciativas de esta naturaleza, en el 81 y en el 84, y que incluso "era un debate que existía en la pasada legislatura", con el PSOE también en el poder. Entonces, ha destacado la vicepresidenta, "se perdonaban los delitos y se condonaba absolutamente la deuda tributaria pendiente".

El presente "proceso de regularización tributaria" -así lo ha llamado esta vez- se debe, ha justificado, a que "el problema de recaudación era descomunal". Así que no ha dudado en marcar distancia entre la era socialista y la actual: "Los procesos son los que son; las diferencias son las que son".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es