25 de enero de 2020, 13:28:26
Cultura


Vargas Llosa y el Teatro Real reciben la Medalla de Oro del Dos de Mayo

Efe

Entregadas por Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid.


El Premio Nobel Mario Vargas Llosa y el Teatro Real han recibido la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid de manos del presidente, Ignacio González, en una ceremonia en la que el escritor peruano ha pedido a todos los galardonados que sigan haciendo de Madrid una ciudad "libre, culta, democrática y abierta".

Con motivo de la celebración del Día de Madrid, Ignacio González ha impuesto la Medalla de Oro y la Gran Cruz de la Comunidad a personas o instituciones que han destacado en sus trayectorias por su trabajo para los madrileños, por contribuir a la buena imagen de la región o por su vinculación con la misma.

Así, el escritor peruano y Premio Nobel de literatura Vargas Llosa (que reside en la capital varios meses al año) ha recibido la Medalla de Oro por su contribución a la cultura y por el "vínculo" que siente con Madrid, donde nació su vocación literaria.

Vargas Llosa, que ha recibido la Medalla con todo el público puesto en pie, ha expresado en nombre de todos los premiados "el profundo sentimiento de gratitud y emoción".

El escritor ha recordado que cuando llegó a Madrid hace más de medio siglo halló una ciudad "pequeñita, provinciana, cerrada sobre sí misma, muy cortada del mundo desde el punto de vista informativo y cultural", y ha subrayado cómo en unas décadas tanto Madrid como España se han transformado "de manera extraordinaria".

"Ha sido la experiencia social y política más impresionante que me ha tocado vivir, ver cómo un país subdesarrollado pasaba a ser uno de los países más modernos del mundo, cómo un país sometido a una dictadura pasaba a ser un país democrático y libre gracias a un amplísimo consenso de sus ciudadanos", ha remarcado.

Vargas Llosa ha señalado que Madrid es hoy "una gran ciudad" por su "rica vida cultural", pero también por su "vocación cosmopolita e internacional", que "abre los brazos" a todos, en la que "nos sentimos madrileños todos los que queremos serlo, hayamos nacido aquí o en otra parte".

Una ciudad "que no conoce la visión pequeñita y mezquina del nacionalismo", ha afirmado.

Igual que Vargas Llosa, el Teatro Real ha sido reconocido por su aportación a la cultura. Creado en 1850, con 65.000 metros cuadrados y su aforo de 1.746 personas es Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento histórico.

Junto a ellos han sido homenajeados con la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento y exsecretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el presidente de Telefónica, César Alierta; el baloncestista Felipe Reyes; el patinador Javier Fernández; el modisto Lorenzo Caprile; el torero Julio Aparicio; el actor Antonio Resines; la bailarina Aida Gómez; la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Carmen Peña; y el presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio, Jesús Núñez.

Con esta misma distinción se ha condecorado también a instituciones y empresas como la cervecera Mahou, la Mutua Madrileña y los hospitales La Paz y Puerta de Hierro.

La Medalla de Plata ha sido para la asociación de mujeres gitanas Alborea, la congregación de religiosas de la Asunción y el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es