13 de diciembre de 2019, 15:15:27
Deportes

EL ESPAÑOL BAJARÁ AL SÉPTIMO PUESTO DEL RANKING ATP


Murray eclipsa a Nadal en la final de Madrid

Javier Nuez

Triunfo del escocés por 6-3 y 6-2. Por Javier Nuez.


El buen juego y sensaciones desprendidas por Nadal a lo largo de la semana desaparecieron en cuanto hizo entrada en acción Andy Murray, que anuló por completo al español y llevó la iniciativa en todo momento.

Sorprende la transformación de Murray desarrollada en la tierra batida. El actual número tres del mundo no había ganado a Nadal sobre dicha superficie en toda su carrera. Sin embargo, en este 2015 sólo conoce el triunfo cuando juega en tierra, habiendo conquistado Múnich antes de llegar a Madrid, donde levantó el trofeo Ion Tiriac. La preparación de diez días que realizó en Barcelona se antoja clave en esta nueva versión.

El comienzo de partido dejó claro que Murray no iba a regalar nada. Dejó en blanco a Rafa para estrenar el casillero y rompió el saque del español a la segunda bola de ‘break’ con la que contó. De nuevo al saque, muy cómodo desde el fondo sin apenas estar forzado a moverse de su zona de confort, puso un duro 3-0 en un visto y no visto.

Aún así, Nadal empezó a reaccionar. Con un servicio impecable –dejó en blanco a Murray el resto del set cada vez que sacó-, batalló todo lo que pudo al resto buscando la rotura que no llegaba. Contó con dos oportunidades en el séptimo juego y una más en el último, pero el escocés se mantenía firme en su juego sin cometer errores que permitieran al español remontar. El ‘break’ del segundo juego bastó a Murray para llevarse la primera manga por 6-3 en cuarenta minutos de partido.

La reanudación del segundo set se convirtió en otra pesadilla para Nadal. La seguridad de su servicio desapareció y Murray aprovechó los fallos de su rival para arrancar con otra rotura, consolidada poco después con su saque.

Forzado de nuevo a remontar, Nadal quedó bloqueado y no logró mostrar en ningún momento el buen tenis que había desplegado ante Isner un día antes. Por el contrario, Murray aprovechó la debilidad de su rival y dejó sentenciado el encuentro con un segundo ‘break’ que le dejó con un cómodo 4-0 cuando lo consolidó con su saque.

Nadal intentaba de manera fútil forzar algún error a Murray, pero el estado de gracia en el que se encuentra el tenista recién casado le llevó a conquistar el décimo Master 1000 de su carrera con el definitivo 6-3 y 6-2 con el que cerró el partido, tomando el testigo de Nadal, ganador de las últimas dos ediciones.

Con este resultado, Nadal bajará al séptimo puesto del ranking ATP a partir de este lunes. La última vez que el tenista de Manacor ocupó esa posición fue en mayo de 2005. Con Roland Garros en el horizonte, si quiere ser uno de los cuatro cabezas de serie deberá ganar en Roma y esperar malos resultados de otros rivales.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es