9 de diciembre de 2019, 12:54:25
Críticas de Arte

EN LA FUNDACIÓN MAPFRE


Paul Strand: fotografía en busca de su independencia

Elena Viñas

Exposición en la Fundación Mapfre hasta el 23 de agosto. Por Elena Viñas


Las seis décadas de trayectoria artística del estadounidense Paul Strand han sido resumidos en una exposición organizada por la Fundación Mapfre, que muestra 200 instantáneas de un fotógrafo de indudable formación pictórica que, sin embargo, peleó por su consideración como disciplina independiente. Hay una cita constante en su trabajo a las vanguardias al tiempo que se sirve de la cámara para retratar tiempos y lugares con una intención documental. Lo corroboran los viajes que hizo a México, Ghana, Marruecos, Egipto y Francia, donde retrató a sus gentes en un intento de contribuir a la narración de una época, la de los convulsos años de la primera mitad del siglo XX.

Nacido en 1890 en Nueva York, Strand desde bien temprano se dejó influir por corrientes como el expresionismo, el cubismo o la abstracción dejando patente en sus fotografías cómo podían ser aplicados los principios de estos movimientos a la disciplina que él manejaba. Basta con observar sus bodegones, que citan la simultaneidad de la visión propuesta por Braque y Picasso, o la fotografía Roca. Port Corne. Nueva Escocia, que recuerda a la composición de Duchamp en Desnudo bajando la escalera.

El dadaísmo se percibe en la serie que dedica a la cámara de fotos Akeley, pues el artista hace traer a la memoria a través de ella la maquinización o la alienación, conceptos explorados por Picabia.

Strand cita, asimismo, el surrealismo en las fotos que toma de helechos, maderas y lirios, motivos vegetales a los que concede varias lecturas; típico recurso de los seguidores de esta corriente. Son helechos, maderos y lirios; ¿parecen otra cosa? También.

Cuenta la Fundación Mapfre que la muestra "analiza en detalle la marcada motivación social y el compromiso político, reflejados en su voluntad constante por retratar el conflicto humano, que el fotógrafo asumió como una parte esencial de su responsabilidad como artista". No hay lugar a dudas sobre su inquietud por las personas, igual que deja patente su preocupación por el presente político de los años 40 en la instantánea Esqueleto y esvástica, cuyo interés radica, además, en que se trata de una suerte de instalación, pues Strand hizo construir una esvástica de madera de grandes dimensiones a la que le adosó un esquelto prestado por un médico.

Información sobre la exposición:

Lugar: Fundación Mapfre. Sala Bárbara de Braganza.

Fechas: del 3 de junio al 23 de agosto.

Horario: lunes de 14:00 a 20:00 horas / martes a sábado de 10:00 a 20:00 horas / domingos y festivos de 11:00 a 19:00 horas.

Entrada: gratuita

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es