15 de noviembre de 2019, 8:59:21
Mundo

CAMPUS FAES


"La persecución de los cristianos en Oriente Medio es un problema internacional"

EL IMPARCIAL

La ex ministra iraquí Pascale Warda clama contra el silencio al respecto.


Campus FAES ha celebrado este sábado una mesa redonda sobre la persecución que sufren los cristianos en diversos países de Oriente Medio en la que la ex ministra iraquí Pascale Warda ha afirmado que “lo que está pasando es un problema internacional de desorden geopolítico” frente al que “el silencio no es de recibo”. Junto a ella han intervenido Fadia Laham, miembro de la Unit of Antioch de Siria, la investigadora de la Universidad de Sussex, Mariz Tadros, y el periodista Fernando de Haro.

Warda ha mantenido en su intervención que “lo que está pasando en Oriente Medio es un problema internacional, de desorden geopolítico”. “Y el silencio no es de recibo frente a las violaciones de derechos humanos”, ha asegurado. Ha lamentado además que “en una región en la que llegó a haber 90 millones de cristianos, hoy solo quedan varios cientos de miles”. “Las masacres siempre han estado presentes en nuestras vidas”, ha reconocido. Según su testimonio, “para la mentalidad fundamentalista todo lo que no es musulmán es extraño a la zona. Los suníes dieron la bienvenida a DAESH y hoy están pagando el precio de esa mala decisión”.

“Pensamos que el cambio de régimen en 2003 traería la democracia. Desgraciadamente no fue así”, ha recordado Warda, que ha lamentado que “los americanos desatendieron a los cristianos”.

Subyugar la región
Fadia Laham
ha señalado por su parte que “la destrucción sistemática de Siria no tiene nada que ver con su afán por la democracia”. “Es un fenómeno que fue sembrado y que ha crecido, algo que se ha manifestado poco a poco”, ha apostillado. “DAESH ejerce un islamismo político para extender su poder con intención de redibujar las fronteras en nuestros países. Tiene una estrategia mucho más grande de polarizar la región para subyugarla”, ha apuntado.

“Nadie nos quería oír cuando decíamos que los civiles estaban siendo matados silenciosamente, sin saber por quién. Cuando comenzó el exilio tras la toma de la parte cristiana de Homs nadie creyó que los cristianos estuviesen siendo perseguidos”, ha recordado Laham, que se ha preguntado por qué “la comunidad internacional no da más interés a eso y, si lo hace, nos olvida cuando somos parte fundamental de ese tejido social”.

Coexistencia pacífica
Para Mariz Tadros, “la de Egipto es una historia de coexistencia pacífica, la de un país que no estaba segregado en base a la religión”. “La situación empieza a desintegrase en el momento en que la religión se convierte en cualidad de ciudadanía y se crean divisiones entre ciudadanos de primera y de segunda”, ha asegurado.

La llegada al poder del partido islamista de Mohamed Morsi en 2012 alentó, en palabras de Tadros, “la propagación de discursos de odio que llamaban a expulsar de las instituciones a los cristianos”. “El mensaje ‘si no estás con los islamistas, estás con los cristianos’ arraigó entre los musulmanes moderados”, ha recordado.

A su juicio, “la desactivación de la ‘sharia’” tras el derrocamiento de Morsi ha supuesto una “mejora de la situación”, si bien ha subrayado que “la cuestión es qué tipo de democracia estamos construyendo”. “Si se equipara democracia con urnas, estamos en problemas. Las elecciones no son suficientes. Necesitamos una verdadera transición democrática”, ha reclamado Tadros.

Reconocimiento internacional
El periodista, Fernando de Haro, director del documental ‘Nasarah’ sobre la persecución cristiana, ha moderado las ponencias, y ha considerado que “estamos ante un fenómeno de gran magnitud reconocido por las organizaciones internacionales”. “Estamos ante un genocidio como el de los armenios. Ahora hay menos asesinatos, pero más deportaciones”, ha dicho.

De Haro, sin embargo, ha subrayado que “los cristianos que sufren la persecución son fieles a aquello en lo que creen, aquello que les da su identidad”. “Desde Oriente nos llega una gran tragedia, pero también una experiencia humana sugerente”, ha afirmado después de que Laham hiciera una llamada a la “reconciliación”.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es